Facebook está preparando una nueva intromisión en nuestra intimidad. No vale con que sepa cuándo te conectas y cuándo no, quienes son tus amigos, tu localización, cuáles son tus aficiones, o qué anuncios pinchas. La aplicación de Mark Zuckerberg ahora pagará a los usuarios dinero para conocer más datos a través de Study from Facebook.

Según ha explicado la empresa americana, esta app servirá para conocer mejor las necesidades de sus clientes y mejorar los servicios que ofrece. No venderá a terceros esta información ni la usará para hacer publicidad personalizada. Sin embargo, en los tiempos del Big Data en que la información es tan valiosa, se nos hace difícil de creer.

La responsabilidad de Facebook

La responsabilidad de Facebook

La empresa americana afirma tener una responsabilidad para mantener la información de las personas a salvo y segura. Tras los escándalos del pasado por el tratamiento de datos, quiere ser muy escrupuloso y no venderá los datos a terceros ni los usará para ofrecer publicidad dirigida al público.

Se trata de recoger la información mínima de los usuarios de Study from Facebook para desarrollar mejores productos en el futuro. La app recordará periódicamente a los usuarios que la están utilizando, que están recabando datos de ellos y podrán revisar la información que reciben de la compañía por si quieren abandonar el plan en algún momento.