Superficie de Álcora Plaza en Parque Oeste, Alcorcón.

El nuevo centro comercial Álcora Plaza ubicado en el parque empresarial de Parque Oeste, en la localidad madrileña de Alcorcón, ha sufrido un nuevo retraso en sus obras de construcción, y nadie sabe cuál será la fecha definitiva para la inauguración.

Según el cartel situado en el solar, la inauguración estaba prevista para el último trimestre de 2019, y luego se pospuso para el primer semestre de 2020, pero lo cierto es que las obras continúan y aún no hay una fecha concreta.

Como ha ocurrido con otros proyectos comerciales, la crisis sanitaria tras la pandemia del coronavirus y el parón de la construcción ha provocado retrasos. A eso se le suma que los nuevos rebrotes están generando inseguridad en el negocio de los centros y parques comerciales, ya que, si bien es cierto que en las últimas semanas ha aumentado el ticket medio de gasto de los usuarios, el tiempo invertido en estas instalaciones se ha reducido notablemente.

Sin fecha a la vista, la inmensa nave que había sido ocupada durante años por la firma sueca de muebles Ikea, fue adquirida por Gentalia para levantar sobre esta superficie un nuevo espacio comercial que convivirá con el resto de empresas que hay en la zona, entre las que destacan Leroy Merlin, Alcampo, Porcelanosa, Maisons du Monde o Media Markt.

Además, la inversión en este nuevo proyecto comercial asciende a los 20 millones de euros y algunos de sus inquilinos serán grandes marcas del sector textil, moda y decoración del hogar, pero desde la compañía de comercialización y gestión de centros comerciales Gentalia han declinado responder las preguntas de MERCA2.

De los 17.000 metros cuadrados edificados, cada compañía ocupará un espacio de unos 3.000 m² o 4.000 m². En total, contará con 14 comercios y 1.650 plazas de aparcamiento exterior.

Además, Gentalia será la encargada de gestionar este nuevo centro comercial que supondrá la creación de unos 300 empleos directos y otros 100 indirectos, dirigidos especialmente a los más jóvenes.

Por su parte, durante la presentación del nuevo espacio, el director de Proyectos de Inmoamura, aseguró que “Alcorcón es un destino de inversión primordial, de mucho éxito y uno de los primeros a nivel nacional”, y añadió que “se convertirá en un valor de estímulo para todo el parque comercial”.

Pero no es el único centro comercial que ha tenido que retrasar su inauguración por el actual contexto. Prueba de ello es el Open Sky de Torrejón de Ardoz, que la Compañía de Phalsbourg ha decidido posponer su apertura para después del verano.

Se trata de un centro comercial revolucionario, de última generación, que contará con 85.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable, 100 locales y 3.500 plazas de aparcamiento.

Esto supone la creación de unos 1.000 puestos de trabajo, 500 de ellos reservados para personas empadronadas en Torrejón de Ardoz. Y su buque insignia será un espectacular lago central de 12.000 m² , una tirolina, amplias zonas verdes, fuentes y espectáculos de luces.