Television Mediaset Atresmedia

Los grandes grupos audiovisuales que operan en España, Mediaset y Atresmedia, buscan la fórmula para luchar contra los servicios de streaming y recuperar la confianza de los inversores que ven cómo la cotización de ambos no para de caer en el parqué.

Telecinco lleva 16 meses líder de audiencia en la televisión española, según los datos de Kantar Media publicados en mayo. Con la compra de los derechos del Mundial de Rusia, media España está pegada a la pantalla viendo un partido tras otro, un día tras otro, desde el 14 de junio y así seguirá hasta que finalice el campeonato el 15 de julio. Lógicamente, la continuidad de la selección española en el torneo elevará la media de espectadores para el grupo y su eliminación sería un duro golpe para sus expectativas de negocio. Hasta tres y cuatro partidos diarios repartidos entre Telecinco, Cuatro y Be Mad, con programas previos y posteriores, con lo que Mediaset casi se asegura acompañar en la pantalla a los aficionados al fútbol durante toda la tarde y parte de la noche.

Estos buenos datos de audiencia sostenidos en el tiempo no tienen su reflejo en las cuentas ni en su cotización en el mercado de valores. Mediaset obtuvo un beneficio de 53,2 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que representa un descenso del 12 % comparado con los 60,6 millones de euros registrados en el mismo período de 2017. En el Ibex 35, los títulos del grupo han caído en lo que va de año un 10,2 % (el 2 de enero cerró a 8,72 € por acción) hasta los 7,83 euros y si se amplía la comparación a los últimos doce meses, el descenso aumenta hasta el 24 % (el 26 de junio de 2017 cerró a 10,3 euros cada título). Según Antonio Sales, analista de XTB, “los resultados de la inversión en el Mundial no se verán reflejados hasta que finalice el torneo y publique las cuentas”. Por su parte, Sergio Ávila, Market Analyst de IG, estima que la cotización de Mediaset continúa “dentro de un rango lateral entre los 7,60 y los 8,31 euros, por debajo de la media de 200 períodos”. “A pesar del Mundial y los ingresos por publicidad que puede estar teniendo, no es un valor para entrar en estos momentos desde mi punto de vista”, incide.

Netflix

Netflix suma empatía y abofetea la televisión digital en abierto

Los clientes sienten más empatía por Netflix que por la televisión en abierto. Y es que mientras suma usuarios, la televisión tradicional los pierde

Por su parte, Atresmedia sigue a la caza del liderazgo que muestra Mediaset en los registros de audiencias mensuales. La victoria del Real Madrid en la pasada Champions League le otorgó en mayo la emisión más vista de la temporada con 9,3 millones de seguidores (55,3 % de share) y finalizó ese mes con un 27,2 % de cuota de pantalla. ‘El Hormiguero 3.0’ se mantiene líder de su franja, con cerca de 2,6 millones de seguidores de media y el 14,2 %. Además, laSexta ha sabido hacerse fuerte en el nicho de la información política. ‘Al rojo vivo’ (12,8 %) se ha convertido en el programa informativo más visto de la mañana, según indica la propia cadena.

En los libros de cuentas, Atresmedia logró un beneficio neto de 21 millones de euros en el primer trimestre de 2018, cifra un 26 % inferior a la del mismo periodo de 2017, cuando ganó 28,38 millones de euros. Estos son los datos que preocupan a los analistas e inversores. En 2018, la cotización del grupo con sede en San Sebastián de los Reyes en el selectivo español ha experimentado un retroceso del 5,6 % en el precio de sus títulos y en los últimos doce meses la caída asciende al 15,5 %. Actualmente cada acción de Atresmedia vale en el Mercado Continuo 7,84 euros, muy lejos de los 12,96 euros que llegó a alcanzar en julio de 2015. Desde entonces, muestra una descendente si bien los 7 euros parecen un soporte claro para relativa tranquilidad de los inversores.

Mediaset Atresmedia
Evolución de Mediaset y Atresmedia los últimos doce meses en Bolsa.

El Market Analyst de IG Sergio Ávila, al ser preguntado por este valor, recuerda que “el viernes (22 de junio) estuvo cotizando por encima de la resistencia de los 7,9788 euros, pero no fue capaz de cerrar por encima de dicho nivel; un cierre por encima hubiese supuesto cerrar también por encima de la media de 200, pero el no haberlo conseguido le mete de nuevo en niveles de indefinición con la tendencia bajista de largo plazo de fondo”. “Hasta no ver una superación de ese nivel de los 7,9788 (yo diría de los 8 euros), en ningún caso lo tendría en cuenta para entrar alcista”, añade.

El responsable de relación con inversores de Atresmedia, David Gómez Baquero, atribuye la deriva de la acción a la “importante volatilidad de la publicidad, con una evolución errática, que afecta a toda Europa desde algo más de año y medio, lo que genera incertidumbre en el inversor”. Para recuperar la senda alcista, desde el grupo audiovisual apuntan a complementar la oferta mediante la diversificación (radio y digital). No obstante, recuerda el directivo, “dentro de las dificultades somos los mejor posicionados en el mercado por cuota de pantalla y audiencia”.

‘LOVESTV’, LA RESPUESTA DE ATRESMEDIA Y MEDIASET

El consumo de entretenimiento por parte de la sociedad española ha cambiado mucho en los últimos años y la sombra de las plataformas de televisión en streaming (OTT) es muy alargada. Un ejemplo. El total de abonados a final del cuarto trimestre de 2017 fue de 6,59 millones, con un aumento de 183.000 abonados con respecto al trimestre anterior, según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Todo esto teniendo en cuenta que en el apartado de la TV online solo se incluyen datos de operadores con sede en España. Por tanto, no están en estos datos los clientes de HBO, Netflix y Amazon Prime Video, cuyos servicios dependen de sedes ubicadas en el extranjero. Las estimaciones del mercado sitúan por encima de los dos millones los suscriptores de estos servicios, aunque las plataformas no publican datos oficiales.

La entrada de nuevos competidores en el mercado de las telecomunicaciones ha provocado una fragmentación mayor de los ingresos de la publicidad, por lo que la salida para revertir esta tendencia negativa pasa por “encontrar cómo reciclarse y volver a incrementar los márgenes”, según la opinión de Antonio Sales, analista de XTB. Mediaset y Atresmedia ya han movido ficha. Junto a RTVE han lanzado ‘LOVEStv’, una plataforma de contenidos con tecnología HbbTV que complementa sus ofertas audiovisuales. En una segunda fase del proyecto, se encaminará hacia un servicio adicional OTT (Over The Top) para distribución de contenidos audiovisuales con sus funcionalidades específicas.

A la hora de mirar como inversor estos valores a corto plazo, Antonio Sales indica que ambas compañías “tienen un comportamiento similar y pueden caer a tramos más bajos dentro del canal lateral en el que se encuentran”. “No es la mejor situación para ambos grupos”, apostilla el analista. Por su parte, Sergio Ávila considera que “lo primero que deberíamos ver es que se calmaran las tensiones sobre la guerra comercial que más que relajarse continúan aumentando, lo cual está creando un sentimiento de que la economía en el ámbito global puede verse penalizada”.

Comentarios