Mediaset
Jorge Javier

Ojito al arranque de temporada de Antena 3. La cadena estrella está apuntando unos sobresalientes crecimientos anuales gracias a ‘Mujer’, ‘Pasapalabra’ o ‘Noticias 2’. Atresmedia vio con satisfacción que el canal creció 1,3 en septiembre respeto al mismo mes del año anterior; 1,5 en octubre; y lleva más de dos puntos en la primera quincena de noviembre.

Este hecho inquieta a Mediaset, consciente de que Telecinco aventajó en 4,4 puntos a Antena 3 en octubre de 2019 y esta distancia se achicó el mes pasado a ‘tan solo’ dos puntos. Es evidente que Paolo Vasile está huérfano de un reality-show como ‘Gran Hermano’, que quizás es el formato más emblemático que el grupo que dirige.

Y es que ‘La isla de las tentaciones’ arrancó frío, hecho que provocó que la segunda edición de este formato cayese 1,8 puntos respecto a su primera entrega, y ‘La casa fuerte’ está rondando la misma caída… y gracias.

Porque ‘La casa fuerte’ arrancó con datos incluso más preocupantes: su 14% fue el peor inicio de un reality-show de Telecinco en los últimos tres años. Recuerden que en 2017 el pésimo arranque de ‘Gran Hermano Revolution’ obligó a Mediaset a ‘matar’ la versión anónima del ‘Big Brother’. Ahora ‘La casa fuerte’ al menos cuenta con Chabelita y el culebrón pantojil para maquillar sus números…

VUELVE ‘GRAN HERMANO’

En julio Manuel Villanueva, mano derecha de Vasile, admitió que ‘Gran Hermano’ estaba “de descanso, en barbecho”. Pero solo cuatro meses después el directivo gallego ha anunciado que Mediaset va a dar luz verde a una nueva entrega VIP del concurso.

“Estamos comenzando conversaciones y yo creo que volverá el año que viene. No puedo decir a qué altura, pero volverá (. . . ) No sabemos tampoco cuándo será. Primero por la gran incertidumbre en cuestiones sanitarias, y segundo porque el año que viene será, esperemos, un año de Eurocopa y Juegos Olímpicos. Todavía no sabemos a qué altura del año, pero sí que volverá”, aseguró.

UN ANUNCIO QUE CIERRA EL PULSO ENTRE MEDIASET Y BANIJAY

El fichaje de Raúl Prieto por Mediaset evidenció que Paolo Vasile estaba echando un pulso contra Banijay, productora de ‘Viva la vida’ y dueña de la licencia de ‘Supervivientes’. El gigante francés, molesto desde que Telecinco la apartó de la producción de ‘El programa de Ana Rosa’, se había negado a ofrecer galas extra de ‘La isla de las tentaciones’ al precio que buscaba Vasile.

Y este hecho precipitó el final del reality-show, que contó con dos galas menos que en su primera edición, y dejó clara una batalla que parece haberse cerrado tras anunciar Mediaset que volverá a emitir ‘Gran Hermano’ (que pertenece a Banijay desde que engulló el pasado año a Endemol).

El nuevo ‘GH VIP’ o ‘GH Dúo’ será la primera entrega que producirá Banijay de este formato de origen holandés. Cierto es que lo tendrá que hacer sin uno de sus alma máter, Álvaro Díaz, que dirige Netflix España desde este pasado verano. Jaime Guerra, hoy en Contenidos de Mediaset, Pilar Blasco y Pepa Álvaro.

SENTENCIA INMIENTE

El boicot publicitario que se desató el pasado año contra Mediaset por la presunta violación que sufrió Carlota Prado dentro de ‘GH’ animó a Telecinco a enviar el formato a la nevera. Pero el grupo ahora ha dado luz verde al formato quizás consciente de que la inminente sentencia sobre el presunto caso de violación que está a punto de salir no dañará la reputación del grupo.

Zeppelin, productora perteneciente a Banijay, ha querido asegurarse que no se producirá una situación similar a la de hace tres años y han realizado un protocolo tras haber hecho “una reflexión honesta y constructiva, sobre lo que debemos mejorar y reforzar para prevenir y gestionar cualquier situación de abuso sexual”.

PROTOCOLO

La productora explica que “se ha compartido previamente el protocolo con organizaciones e instituciones feministas de referencia y se ha estudiado la experiencia de buenas prácticas en empresas internacionales del sector que han tenido que gestionar situaciones similares”.

Su intención es “acortar al máximo los tiempos de reacción, no actuar en función de si lo que se ha producido es constitutivo de delito o no, realizar la comunicación a la víctima en un ámbito privado y en una ubicación diferente al espacio habitual del programa y garantizar la confidencialidad y el derecho a la intimidad de la víctima”.

“La conversación con la persona afectada se hará de forma presencial contando con el apoyo de un equipo de psicólogos y expertos en violencia de género que deberán estar presentes en la misma sala. Asimismo, el protocolo incluye también expresiones concretas que trasladen empatía para iniciar la conversación con la víctima“, añaden.

Y “se reforzará una política de seguimiento que le proporcione apoyo psicoterapéutico, valorando si se le puede ayudar a crear un proyecto vital/profesional, siempre respetando sus decisiones y mostrando absoluta disponibilidad”. Carlota Prado, que denunció que rechazó una oferta de Zeppelin de 25.000 euros, seguramente lo agradezca.