Andbank España ha iniciado la comercialización del fondo de capital privado ‘Everwood V’ de Everwood Capital, que invertirá en la construcción de proyectos fotovoltaicos sin subsidio en el sur de Europa, con una duración prevista de siete años y una rentabilidad objetivo neta para el inversor del 12% anual.

El banco andorrano dará la oportunidad de invertir en el vehículo de forma preferente a sus clientes de banca privada, tras el éxito alcanzado con los fondos anteriores de la gestora, que obtuvieron rentabilidades anualizadas netas para los inversores de entre un 17,8% y un 33,1%, según informó en un comunicado.

Everwood Capital, además de con clientes de banca privada, complementará el ‘fundraising’ con inversores institucionales nacionales e internacionales. Una vez que se realice la inversión, el equipo gestor de Everwood Capital se encargará de la gestión activa de toda la cadena de valor de cada uno de los proyectos.

El fondo tendrá el foco en proyectos a mercado en Península Ibérica, Portugal e Italia y se centrará en invertir en la construcción de un porfolio diversificado de plantas fotovoltaicas. La firma prevé vender el porfolio de activos una vez estén en operación en 2026, siendo los compradores naturales bien compañías industriales (eléctricas y compañías de petróleo y gas) o grandes entidades financieras (fondos, aseguradoras, fondos de pensiones).

Recientemente, la gestora ha alcanzado el objetivo inversor del ‘Fondo IV’ con 300 millones de euros y cerca de 1.000 megavatios (MW) comprometidos en proyectos fotovoltaicos de nueva construcción, según ha explicado el socio fundador de Everwood Capital, Alfredo Fernández Agras.

“Este sector supone una gran oportunidad de inversión: cuenta con apoyo institucional del estado Español, la Unión Europea (Tratado de París) y ahora también de EE.UU., y es el gran beneficiado en el proceso global de electrificación económica y de transición energética”, ha señalado el director de producto de Andbank España, Eduardo Martín.

Andbank España tenía a cierre de 2019 más de 600 millones de euros de clientes en inversiones alternativas, entre los que se encuentran fondos que invierten en negocios patrimonialistas como infraestructuras, inmobiliario o energías renovables, o en otras oportunidades del mercado, como fondos de ‘venture capital’, ‘private equity’ u operaciones del mercado en las que la entidad ve valor.