La producción de aceite de oliva en Andalucía para la campaña 2020-2021 será de 1.348.200 toneladas, lo que supone un aumento del 50,2% respecto a la anterior y del 22,5% a la media de las cinco últimas campañas, según el aforo de cosecha elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Este incremento en la producción se da en todas las provincias andaluzas, excepto en Almería donde baja un 22%. En el caso de Jaén como primera provincia productora se estima una subida del 69% frente a la campaña anterior, hasta las 670.000 toneladas, y del 34,2% sobre la media del último lustro.

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ha sido la encargada de presentar el aforo, fruto del análisis “muy riguroso” que realizan los técnicos y que se confirma en la “poca variabilidad” que tradicionalmente hay entre las previsiones y la producción final. Eso sí, ha hecho hincapié en que se trata de una “estimación” y la cosecha dependerá, sobre todo, de la evolución climatológica de los próximos meses y de las lluvias que se esperan a partir de la próxima semana.

“Tenemos muy claro desde esta Consejería que para nosotros el aceite es el producto estrella andaluz y que tenemos que darle el tratamiento que se merece desde todos los ámbitos”, ha dicho Crespo, al tiempo que ha subrayado la importancia de un sector que se traduce en Andalucía en 851 almazaras activas para la presente campaña, de las que 321 se encuentran en la provincia de Jaén.