A sus 52 años Anabel Alonso respira en el plano profesional tras renovar con la serie Amar es para siempre, que emite todas las tardes Antena 3. La actriz continuará la próxima temporada en el serial histórico, absteniéndose por el momento de compatiblizarlo con el teatro. Es cierto que en los últimos años ha bailado en el campo televisivo y teatral, que no le ha acompañado en el mundo cinematográfico.

Porque Alonso se quejaba amargamente tras la Gala de los Goya de haber encadenado siete años sabáticos en el cine: “Faltan papeles femeninos y en todas las edades. De los 40 para arriba es más complicado trabajar. Parece que las cosas sólo les pasan a los hombres. Siempre la mujer es la madre, la hermana, la hija o la prima de quien le pasan las cosas. O la amiga. Ahora se están haciendo más películas de acción y cuentan más los personajes masculinos. Yo sí que creo que es una reivindicación absolutamente necesaria. Afortunadamente, toco madera, he ido haciendo cosas. Es verdad que tampoco hago tanto cine. Desde el 2009 no he hecho ninguna película”.

Anabel Alonso acaba de firmar su renovación por Amar es para siempre, serie de Antena 3

Es cierto que la actriz siempre ha apostado por el teatro, incluso produciendo, cuando ha tenido un ligero bajó en su carrera: “Recuerdo la crisis del teatro desde que tengo uso de razón. Se están abriendo espacios y se están buscando nuevas formas de hacer teatro, programando cosas diferentes cada día, con varias salas, como una especie de supermercado… distintas formas de consumir teatro. El audiovisual ha progresado mucho, la gente tiene teles enormes en su casa, puede ver online, streaming, descargar… pero en el teatro el actor está contigo y para ti. Pasa en ese momento y no vuelve a pasar igual. Lo del IVA hace que las cuentas no cuadren. Puede ocurrir que llenando un teatro no cubras gastos. Eso es enfermizo, hay una tara en el sistema. Espero que igual que han bajado los yates y las obras de arte, que son de primera necesidad, baje el IVA del teatro y el cine y esas cosas”.

La actriz fue protagonista hace unos días tras recibir un ataque en la fiesta del cine español en Twitter: “Y llegó la gorda que se cree graciosa”, escribía una usuaria de la red social cobijada en el anonimato. La respuesta de Anabel recibió un aplauso unánime por parte de medios y redes sociales: “Te puede gustar o no como voy vestida o cómo me sienta el traje pero ser faltona y maleducada está de más”. Tras el calor recibido, la actriz agradecía las muestras de cariño recibidas: “Visto lo visto parece ser que la opinión de esa individua sobre mi físico y mi gracejo está en franca minoría.GRACIAS!!!!!! Pues sí,no hay mal que por bien no venga.Gracias a este incidente me estoy dando cuenta del cariño que me tiene la gente.ABRUMADA!!!”.

Anabel Alonso acaba de hablar de su sexualidad por primera vez en público tras haber protagonizado una polémica tras ser insultada en Twitter

Anabel Alonso recordaba este fin de semana en La Otra Crónica de El Mundo el incidente con estas palabras: “Hombre, siempre hay una crítica… Cuando una es actriz, siempre se acostumbra a que critiquen su trabajo o sus defectos: me gusta la ropa, le sienta peor… Algo así. Pero una cosa tan evidente y tan señalada, no. Además, es que esto era un insulto gratuito y sin venir a cuento. Entonces, dije: “Ahí, no”. La impunidad que se creen que tienen las redes… No”. Pero en la citada entrevista hubo una novedad: la actriz salió del armario, si es que alguna vez ha estado dentro: “Yo nunca lo he ocultado. Otra cosa muy distinta es que la gente se invente cosas. Pero yo siempre lo he llevado con normalidad. Lo que pasa es que nunca digo si estoy con tal o con cual. Hago mi vida. Pero lo mismo haría si estuviera con un tío, eh”.