Banco Santander
Ana Botín, presidenta del Santander.

Si estás pensando en pasar unos días en el Balneario de La Toja, a partir de este verano estarás en los designios de Ana Botín. La presidenta del Santander se ha convertido, sin comerlo ni beberlo, en la propietaria de uno de los paraísos del descanso español. Todo gracias a la compra del Banco Popular, que ostenta la propiedad del Grupo La Toja. O lo que es lo mismo, es dueña del Balneario Isla de La Toja y del Gran Hotel La Toja.

Una sociedad que Popular adquirió gracias a la compra del banco Pastor, y que ha tenido en su cartera como una participación más. Se trata de un negocio rentable, dado que el Grupo La Toja no se ocupa de gestionar los hoteles de forma directa. Desde 2004 la firma optó por el alquiler de los inmuebles a grupos del sector. El último contrato, firmado el año pasado, entró la gestión del hotel y el balneario al grupo Hotusa, que los ha integrado en la cadena Eurostars hoteles. Un convenio que tiene una duración de 10 años. Anteriormente fue el grupo Hesperia quien se ocupó de la gestión.

De hecho, el grupo liderado entonces por el Grupo Popular, tuvo que afrontar una inversión de cuatro millones de euros para la remodelación de las instalaciones, según figura en el contrato de arrendamiento y que aparece reflejado en la Memoria Anual 2015 a la que hemos tenido acceso a través de Insight View

El ahora llamado ‘Eurostars Gran Hotel La Toja’ fue inaugurado en 1907 y tiene cinco estrellas. Cuenta con 199 habitaciones, de las que 21 son suites y en sus instalaciones cuenta con numerosos equipamientos deportivos, así como con el Balneario de La Toja, uno de los centros hidrotermales más conocidos de nuestro país. Por su parte, el Eurostars Isla de La Toja tiene un centenar de habitaciones, cuenta con cuatro estrellas y un centro terapéutico de 4.000 metros cuadrados.

Preocupación en Galicia

Ahora está por ver cuál será el futuro de esta sociedad, ya que tras la compra del Banco Popular absolutamente todo está en revisión. Sin embargo, fuentes del sector recuerdan que todavía queda mucho tiempo para conocer con exactitud cuál será su destino, dado que las participadas no están en la lista de prioridades para la entidad que preside Ana Botín. Otra cosa será si llegara una buena oferta por ella.

Una situación que no termina de hacer mucha gracia en Galicia. Allí empieza a existir el temor a que el Santander pueda borrar de un plumazo todo lo que tiene que ver con el banco Pastor, incluida su marca. De hecho, los propios trabajadores de la entidad han reclamado a la presidenta del Santander que haga un estudio de mercado para comprobar qué marca tiene más fuerza en la región.

El grupo La Toja se sumará a otro conjunto de sociedades propiedad del Santander, en el que hay compañías de renting de aviones, campos de golf, etc.

El complejo de La Toja no será el único inmueble en el sector hotelero con el que se haga el Santander. Según datos de Alimarket también tendrá en su poder otro en Sevilla. En concreto, el edificio que actualmente acoge al Hilton Garden Inn Sevilla, y otros dos en Los Alcázares, en Murcia. Se trata de un hotel y un aparta hotel que opera bajo la enseña de Senator.

Los sorprendentes y lucrativos ‘otros negocios’ del banco Santander

Poca gente quiere oír hablar de los bancos. Están mal vistos por la sociedad y, por si fuera poco, son un negocio tremendamente aburrido....

Queda, por tanto, una cartera residual respecto al año 2015 cuando el Popular contaba en su haber con una oferta de más de 1.350 habitaciones en su poder. Sin embargo, en este último año y medio se ha ido deshaciendo de buena parte de las carteras en alojamientos de las que disponía.

Aunque la venta parece la opción más probable, ya que el interés es ir deshaciéndose de ladrillo y de posiciones no estratégicas, tampoco sería extraño que el Santander optara por integrarlo en sus cuentas. No hay que olvidar que, tal y como hemos contado en este medio, la entidad que preside Ana Botín cuenta con un nutrido grupo de sociedades con objetos radicalmente opuesto al negocio financiero y sus afines. Así, por ejemplo, cuenta con empresas de renting de aviones, la gestión de campos de golf, entre otras.