Banco Santander, The Economic Club of New York

“Creo verdaderamente que podemos añadir valor en Estados Unidos. Sabemos que somos pequeños, pero los números muestran que no somos tan pequeños: tenemos 144 millones de clientes a nivel global, y eso es el doble que el segundo banco más grande de este país”. Estas declaraciones de Ana Botín, presidenta de Banco Santander, durante una entrevista en el Economic Club of New York, ratifican una de las apuestas más importantes del Grupo durante este año: fortalecer su presencia en el gigante norteamericano.

Ana Botín, entrevistada por la presentadora de TV Maria Bartiromo, en una reunión en el Economic Club of New York

Como una señal de confianza y de la importancia de este mercado para el banco, la máxima ejecutiva de la entidad entrará en los consejos de Santander Holdings USA y Santander Bank, una decisión que está sujeta a la aprobación de las autoridades correspondientes.

El Santander ha avanzado con paso firme en Norteamérica y los resultados financieros lo respaldan. Durante el tercer trimestre de 2019, Estados Unidos contribuyó un 8% al beneficio ordinario del Grupo. En el periodo, el beneficio de la filial se situó en 619 millones de euros, un 27% más. Los ingresos totales crecieron un 8% y los costes, solo un 3%. Los créditos crecieron un 10% por el impulso del crédito a particulares (automóviles) y la banca de empresas. Además, los clientes digitales subieron un 9%, hasta algo más de un millón.

Para Botín, la clave de la competitividad en este mercado está en la tecnología, con el objetivo de lograr que la escala del Santander beneficie a sus clientes en diferentes puntos del país. En ese sentido, Botín destacó en Nueva York la inversión de 5.000 millones de euros anuales en tecnología que hace el banco globalmente, y que situaría al Santander “como el tercer o cuarto banco más grande en cuanto a tamaño de inversión en tecnologías de la información” en Estados Unidos.

Cabe resaltar que Banco Santander tiene un enfoque claro en Norteamérica, su área estratégica que incluye Estados Unidos y México. Actualmente, las filiales se gestionan según sus prioridades estratégicas locales, a la vez que están incrementando la coordinación y colaboración entre ambos países. Por ejemplo, según informó recientemente la entidad, está previsto lanzar en el cuarto trimestre un servicio de remesas que se realice en el mismo día desde sucursales de Santander US a beneficiarios en México. Además, se prevé avanzar en iniciativas conjuntas de tecnología entre ambos países.

En el caso de Santander Bank, las iniciativas de transformación digital y de oficinas de la banca minorista siguen siendo clave para mejorar la experiencia de los clientes y aumentar el número de clientes y depósitos. Según la entidad, la estrategia de la banca de empresas “Lead Bank” sigue dando resultados, desarrollando nuevas relaciones con empresas estadounidenses a las que Santander puede ofrecer un servicio diferenciado. La iniciativa conjunta con Santander Consumer USA de financiación de autos sigue generando altos niveles de negocio, habiéndose originado cinco mil millones de dólares en los primeros nueve meses del año.

A su vez, en el caso de Santander Consumer USA, su otro negocio representativo en el país, las palancas para mejorar la rentabilidad siguen siendo el aumento de originaciones y la gestión del riesgo de crédito y de los precios.

En 2020, el Santander lanzará una plataforma digital para captar depósitos en EE.UU.

En abril de este año, durante el Santander Investor Day que se desarrolló en Londres, Banco Santander anunció que uno de sus principales objetivos es acelerar la digitalización. La entidad aprovechará su tamaño para invertir en este aspecto con el fin de aumentar el número de clientes y sus ingresos. Como parte del plan, la entidad destinará más de 20.000 millones de euros en transformación digital y tecnología en los próximos cuatro años con el fin de mejorar y personalizar la experiencia del cliente, y con ello aumentar su confianza y vinculación, además de reducir los costes.

Bajo esta línea, Banco Santander anunció recientemente que en 2020 lanzará una plataforma online para atraer depósitos en Estados Unidos. En declaraciones con el Financial Times, Scott Powell, consejero delegado de la entidad en el país, explicó que la plataforma permitirá obtener recursos más baratos para su negocio de crédito al consumo, aunque la entidad no prevé utilizar la plataforma para conceder préstamos.

De esta manera, los depósitos se usarán para reducir la dependencia del Santander de la financiación mayorista y el nuevo portal ofrecerá “tipos de interés más elevados que los grandes bancos de Wall Street”, según explicó Powell.

El directivo también anunció la intención del grupo de que Openbank, la filial 100% digital de Banco Santander, opere en Estados Unidos en el largo plazo. Por el momento, en el marco del proceso de internacionalización, Openbank ya desembarcó en Alemania y espera hacerlo en los próximos meses en Holanda, Portugal, México y Argentina.