Amazon Video
'Bosch', serie de Amazon Video

La irrupción de Amazon Prime Video en el negocio de las plataformas de video bajo demanda supone una losa muy pesada para la competencia. Aunque no todos están sufriendo lo mismo. Mientras que Netflix está resistiendo el golpe, HBO cada vez se encuentra en una posición más secundaria, tanto en impacto mediático como en el propio uso.

Hasta ahora las mediciones que se tienen de las plataformas de video son muy residuales. Debido a su opacidad para presentar los datos, generalmente hay que examinar diversas encuestas y estadísticas para hacerse una idea aproximada. Un ejemplo es el último estudio realizado por Smartme Analytics para analizar el consumo de las principales plataformas en soporte web y aplicación móvil.

De acuerdo con este estudio, el video streaming tiene una penetración del 49% en la web y del 42% entre las apps móviles. Esta superioridad de la web está relacionada con la necesidad de gran parte de la población de consumir estos contenidos en pantallas más grande, por lo que después de la televisión, el ordenador sigue teniendo preferencia sobre el smartphone.

Dos plataformas sobresalen por encima de las demás según el estudio basado en uso real: Netflix y Amazon Prime Video. En el caso de las aplicaciones móviles, Netflix es el rey indiscutible del sector con el 64% de penetración, seguida a mucha distancia de Amazon Prime Video con el 31%; Movistar+ con el 12%; HBO con el 10%; y Disney+ con el 10%. Le siguen, aunque ya fuera del top 5, Atresplayer con el 8%; y Mitele con el 7%.

Este orden cambia considerablemente si lo que medimos es el uso a través de los navegadores web y, por tanto, del ordenador. En este caso, quien lidera el sector es Amazon Prime Video con el 58% de penetración, seguido de Netflix alejado con un 38%. La sorpresa llega en el tercer y cuarto puesto donde son las páginas de las dos grandes cadenas de televisión nacionales, Atresplayer de Atresmedia y Mitele de Mediaset, las que se cuelan por delante de los otros tres gigantes americanos con un 26% y un 24% respectivamente. Completa el top 5 Megadede con el 16% demostrando que el ordenador sigue siendo el dispositivo favorito de la piratería. Por último, completan este ranking Movistar+ con el 13%; HBO con el 12%; y Disney+ con el 9%. 

EL PODER DE AMAZON PRIME VIDEO

Amazon Prime Video, sin tanto boato como otras plataformas, ha conseguido tener un catálogo que en estos momentos empieza a quedarse sin competencia. A base de inversión, ha conseguido películas y series de estreno, de toda la vida, de pico fino, trazo grueso, para madres, padres o hijos díscolos. ¿Se podría decir que presenta la oferta más completa (dejando al margen la variable del precio)?

No hay día que Prime Video no sume alguna serie que llame la atención. Así ha sucedido recientemente con ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ o ‘Hijos de la anarquía’. La primera, hasta ahora no estaba en ninguna plataforma, y se trata de un “must” seriéfilo; la segunda, que podía verse en Netflix, consigue también aquí su hueco en otra estrategia de Amazon: tener grandes títulos que están en la competencia.

Pero es que la capacidad de presentar novedades de hoy y de ayer es inmensa. Este verano se ha despegado con ‘Inés del alma mía’ y ‘Little fires everywhere’, a lo que se debe sumar el clásico español noventero ‘Al salir de clase’. ¿Y todo eso merece más que los rimbombantes estrenos de Netflix o HBO? Ahí está la clave. Estas dos plataformas, las dos más populares hasta ahora, se han “especializado” para picos finos y cuellos altos. Gente de series que les gusta ver series. Sin embargo, Prime Video está consiguiendo ser una plataforma de entretenimiento masivo.

Al final, mucha gente -pese a tener 2 o 3 plataformas- termina dando uso solo a una. Por lo general, donde la variedad puede aglutinar a más gustos divergentes. ‘La que se avecina’, ‘Anatomía de Grey’, ‘Mr.Robot’, ‘Expediente X’, ‘Mentes criminales’, ‘Lost’, ‘The man in the High Castle’… y hasta ‘Física o Química’. Es decir, el usuario puede sucumbir al pedanterismo social, o también ver lo que te gusta. Esa es la apuesta de Prime Video.

Todo ello sin contar que también llevan un tiempo metiendo cine clásico. Tienen su “blanco&negro”, películas noventeras, sagas actuales… un añadido cinéfilo que no logra conjuntar la competencia pese a que también tienen ración de cine.