amazon

El gigante del comercio electrónico está en plena expansión de su negocio y saborea los datos del segundo trimestre del año, que lo sitúan como la mayor ganancia trimestral de su historia. Acaba de anunciar nuevos planes inmobiliarios en EEUU, y los expertos del sector prevén que la compañía necesitará nuevas instalaciones en España a corto-medio plazo, pero desde la compañía prefieren no desvelar sus planes de futuro.

En este sentido, la compañía dirigida por el empresario Jeff Bezos va a sumar cerca de 80.000 metros cuadrados a su cartera. Se trata de una clara apuesta por el trabajo presencial en las oficinas, dando la espalda a la corriente de otros gigantes que han optado por el teletrabajo, total o parcial, a largo plazo.

Uno de sus proyectos es la creación de la nueva sede de Amazon, que se abrirá en la Quinta Avenida de Nueva York. Se trata de un edificio de unos 60.000 metros cuadrados que la compañía compró a WeWork por más de 1.000 millones de dólares.

Pero el buque insignia del e-commerce no se olvida de España, donde ya ha invertido más de 2.900 millones de euros desde 2011, y prevé la creación de 2.000 puestos de trabajo fijos en 2020, desde ingenieros de software hasta profesionales de la logística, lo que inflaría su plantilla hasta los 9.000 empleados para este año.

En declaraciones a MERCA2, desde Amazon aseguran que se encuentran en un momento muy bueno, y todos sus planes siguen adelante. Así, está previsto que en los próximos meses se inauguren dos nuevos centros logísticos, uno en Dos Hermanas (Sevilla) y otro en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

Además, expertos del sector consultados por este medio aseguran que la compañía estadounidense no descarta nuevas adquisiciones, y ya coquetea con la posibilidad de adquirir otras naves en diferentes localizaciones. Pero desde Amazon prefieren ser cautos y mantenerse a la sombra para ver la evolución de la crisis económica.

ÉXITO EN BOLSA

Si bien es cierto que el comercio online estaba al alza en los últimos años, el confinamiento y las restricciones impuestas por el Gobierno para luchar contra la pandemia del coronavirus ha beneficiado este modelo de negocio.

De hecho, durante las semanas de confinamiento, Amazon amplió su plantilla en varios centros españoles para evitar el colapso, y poder asumir la demanda de pedidos que tenían. Para muchos usuarios se convirtió en la vía más cómoda a la hora de conseguir los productos que necesitaban.

Por esto, no es de extrañar que la compañía esté viviendo su momento de gloria, y puede disfrutar de una revalorización del 76,45% en el Nasdaq, con un valor por acción de 3.260 dólares.

E incluso, algunos expertos coinciden en que un nuevo confinamiento llevaría a la ruina a muchas pymes y empresarios, pero a gigantes como Amazon le beneficiaría. De hecho, la compañía de Bezos ha contribuido a la creación de 82.000 puestos de trabajo indirectos, creados por Amazon y las empresas españolas que venden sus productos a través de Amazon Marketplace, la mayoría de ellas pymes.

SU ANDADURA POR ESPAÑA

La red logística de Amazon en España comenzó a operar en 2012 con su centro logístico de San Fernando de Henares, en Madrid, solo un año después de la puesta en marcha de Amazon.es. A lo largo de los últimos ocho años, la compañía ha abierto cuatro centros logísticos ubicados en El Prat (Barcelona), Martorelles (Barcelona), Castellbisbal (Barcelona) e Illescas (Toledo).

Asimismo, Amazon cuenta también con dos centros logísticos urbanos en Madrid y Barcelona, que proporcionan entregas exprés a sus clientes Prime en estas ciudades mediante el servicio Prime Now.

Por último, también ha construido dos centros de distribución, ubicados en Getafe (Madrid) y Barberá del Vallés (Barcelona), así como catorce estaciones logísticas repartidas por todo el país para reforzar los servicios de entrega, en beneficio de los clientes y vendedores.