Amadeus Asia Europa Norteamerica

El número de reservas aéreas fue de 580 millones durante 2019. De cara a 2020, el descenso vertiginoso las hará caer hasta los 195 millones, según IATA. Un salto que ha tenido sus consecuencias en Amadeus. Así, en los seis primeros meses de 2020, la compañía perdió 196,9 millones de euros. En el mismo periodo del año anterior, sus ganancias habían sido de 594,4 millones.

A consecuencia del covid, sus ingresos pasaron de 2.826,6 millones de euros de enero a junio de 2019, a 1.281,2 millones en idéntico periodo de este año. Por tanto, una caída del 54,7%. La caída de reservas será general en todos los mercados durante 2020. Y habrá que esperar hasta 2023 para que recuperen el nivel de 2019. Un periodo en el que la región de Asia Pacífico jugará un papel determinante.

“Esperamos una recuperación de las reservas más intensas en Asia Pacífico, así con un mayor crecimiento allí a largo plazo”, señalan desde fuentes financieras. “El crecimiento en 2021 será más notable (+140%), ya que la recuperación de la pandemia parece más sólida en esa región”, añaden.

De hecho, China ya ha recuperado el volumen de tráfico doméstico anterior al covid-19. Un mercado en el que Amadeus no está casi presente. “Más complicado resulta el panorama en Europa Occidental y Norteamérica, cuya recuperación de volúmenes no se alcanzaría del todo en 2023”, matizan desde las fuentes financieras. Más allá de este año, sus previsiones también apuntan a crecimientos mayores en Asia Pacífico frente a Europa y Norteamérica.

EL EBITDA DE AMADEUS

El menor nivel de tráficos y, sobre todo, la todavía mayor caída de las reservas de vuelos internacionales acabará impactando en Amadeus. Porque las reservas de vuelos internacionales generan una tarifa para Amadeus mayor que el tráfico doméstico. “Esperamos que esta caiga un 13% en 2020, hasta los 3,62 euros por reserva”, apuntan las fuentes financieras. El impulso del teletrabajo será una piedra en el camino en la recuperación de los vuelos a larga distancia.

Antes de la pandemia, Amadeus era una de las compañías más rentables del mundo, con un Ebitda del 40% de la facturación. “Esperamos que Amadeus consiga repetir el Ebidta de 2019 en 2023”, señalan las fuentes financieras. Por tanto, estamos ante una particular travesía del desierto de cuatro años de duración siempre y cuando las medidas de ahorro de costes anunciadas den el resultado apetecido. Medidas que, por ejemplo, contemplan la reducción de un 10% de la plantilla, unos 1.800 trabajadores. Dichos ahorros sumarían un total de 550 millones de euros.

pavones FCC reforma Bernabéu

Los ‘pavones’ que trabajan con FCC en la reforma del Bernabéu

Fue el santo y seña de Florentino Pérez durante su primera etapa en el Real Madrid: los ‘zidanes’, grandes estrellas a nivel mundial fichadas...

Las previsiones apuntan a que, a finales de este año, el Ebitda caiga un 88% respecto a 2019. De esta manera, se situaría en 279 millones de euros, frente a los 2.245 millones del año anterior. Según las citadas fuentes financieras, y por divisiones, “el mejor comportamiento de Soluciones IT, pese a su mayor nivel de costes fijos que le penalizaría en especial este año, haría que en 2023 su margen de contribución fuese similar al del año pasado, frente a una caída del 5% en Distribución”.

Amadeus amplió capital el pasado mes de marzo por 750 millones de euros. Si a ello unimos un menor capex en 2020, la deuda neta podría caer en unos 400 millones de euros para situarse sobre los 2.650 millones de euros a finales de año (2.755 millones en el primer semestre). “Esperamos que la tendencia se acentúe los próximos años (600 millones) debido a la recuperación de resultados de la empresa. No vemos que pueda tener dificultades en refinanciar los bonos que anualmente vence, unos 500 millones”, concluyen.