marca blanca bimbo

El pan de molde es uno de los productos de alimentación más consumidos en los hogares españoles, y ello a pesar de que el pan blanco no es especialmente recomendable. De entre todas las marcas que hay en el mercado, Bimbo ha conseguido convertirse en la líder absoluta, hasta tal punto que muchas personas se refieren al pan de molde como pan Bimbo. Pero la marca lo tiene ahora un poco más difícil, desde que Mercadona, Lidl y Carrefour han apostado fuerte por este producto.

En los últimos años se ha desatado una auténtica guerra del pan en la que nadie quiere ser el perdedor. Los consumidores nos volvemos cada vez más exigentes en cuanto a este tema y las marcas blancas quieren ofrecernos productos con la máxima calidad y con un precio bastante ajustado, lo que hace que las marcas grandes estén perdiendo poco a poco mercado.

La particular guerra de Bimbo y Mercadona

marca bimbo

Si te suena el grupo Siro es porque es uno de los proveedores clave de Mercadona en materia de bollería, su alianza data del año 1998. Pero en 2018 Bimbo decidió iniciar su particular revancha contra las marcas blancas y adquirió varias empresas de este grupo, lo que lo convertía directamente en socio comercial para Mercadona.

Pero este no era el objetivo de Bimbo, sino poder dar más protagonismo a sus productos en las estanterías de la cadena de supermercados valenciana. Al final la cosa no ha acabado bien y ambas empresas han decidido “divorciarse”. Por el momento Bimbo no negociará con el supermercado la venta de más productos de su marca líder ni añadirá nuevos productos a los de marca blanca. Además, Bimbo ha decidido no ser fabricante prioritario en productos de panificación de marca blanca de Mercadona.

Comentarios de Facebook