endesa

Las compañías de transporte urbano e interurbano continúan con su plan de crecimiento de países vecinos, para paliar los efectos de la pandemia en este sector, que lo ha situado en una situación muy complicada.

Una alianza entre Alsa y Grupo Transvia ha ganado un concurso convocado por el Área Metropolitana de Lisboa (AML) para la operación de las líneas de autobús en la zona sudeste del área metropolitana de la capital de Portugal, por 185 millones de euros.

El nuevo contrato, que tiene una duración de siete años más dos de posible prórroga, incluye 100 líneas con 237 vehículos con tecnología Euro VI e híbrida, que contarán con WiFi, sistema ‘alcolock’ (antiarranque por alcoholemia) y cámaras de seguridad, según informa Alsa en un comunicado.

El contrato dará empleo directo a unas 350 personas y su inicio está previsto a partir del último trimestre de 2021. La zona sudeste del área metropolitana de Lisboa agrupa a seis municipios, entre ellos Setúbal, que en conjunto suman una población de más de 315.000 personas.

Asimismo, el operador de movilidad defiende encontrarse “muy bien posicionado” para conseguir la adjudicación de otro contrato en el área metropolitana de Oporto que, de confirmarse, le convertiría en el único operador español con presencia en las dos mayores ciudades de Portugal.

A pesar del contexto marcado por la crisis del coronavirus, Alsa mantiene su estrategia de implantación en mercados internacionales y de crecimiento en el segmento del transporte urbano, tras haber obtenido también la adjudicación de líneas en los Transportes Públicos de Ginebra (Suiza), los contratos de transporte urbano de Rabat y Casablanca (Marruecos), y las líneas transfronterizas entre Suiza y Francia.