Allianz Seguros ha entrado en el mercado de planes de pensiones de España con el lanzamiento de tres nuevos productos para distintos perfiles de ahorradores en función del nivel de riesgo, expectativas de rentabilidad y horizonte temporal, de cara a complementar su pensión para la jubilación.

La entrada en el mercado de pensiones se enmarca en su plan estratégico de vida y gestión de activos. “Allianz ya es uno de los principales gestores del patrimonio de los ciudadanos a nivel global y también queremos serlo en España”, ha afirmado la subdirectora general y responsable de vida, salud y gestión de activos, Susana Mendia.

La compañía alemana tenía un acuerdo de seguros y planes de pensiones con el Banco Popular, que se rompió tras su absorción por el Banco Santander, que pagó a Allianz 936 millones de euros por la finalización de ese acuerdo. Ahora, ha optado por crear un equipo específico, para administrar y gestionar sus planes de pensiones.

La firma ha lanzado tres productos y cada ahorrador podrá diseñar su propio plan para la jubilación en función de la cantidad que desea aportar. Se trata del ‘Allianz Pensiones Conservador’, para clientes con un perfil prudente o que se encuentren próximos a su jubilación, que invierte como máximo un 30% en renta variable; y ‘Allianz Pensiones Moderado’ perfiles más audaces, en los que invierte entre un 30% y un 60% en renta variable.

Por último, el ‘Allianz Pensiones Global’ está destinado a clientes con un perfil más arriesgado o con un lejano horizonte temporal hasta la jubilación. Este presenta el mayor componente de renta variable de la gama Allianz Pensiones, entre un 60% y un 100% lo que supone una mayor expectativa de rentabilidad, pero también una mayor fluctuación.