Las hamburguesas se han hecho universales, incluido en España. Es el rey de la comida rápida pero también afortunadamente se va asociando a una cocina de más calidad. Cada vez son más los restaurantes que incluyen a la hamburguesa como una opción más de calidad. Pero si quieres hacerlas tú mismo y disfrutar de un sabor de lo más casero, te vamos a mostrar cómo hacerlas y sobre todo la clave: el aliño en la carne picada para que el resultado sea de locos.

Seguro que alguna vez os habéis preguntado cuál es el mejor aliño para elaborar la mejor hamburguesa en casa. Pues como con todo, la cosa pasa por los gustos de los comensales y como sabéis, los gustos son como los colores. Por eso o vamos a ver el aliño que creemos que más encaja con cada tipo de carne picada: pollo, ternera y cerdo ibérico. Sin duda, dará un sabor especial a vuestras hamburguesas caseras.

Aliño moruno para la hamburguesa de pollo

aliño moruno hamburguesa

Primero en un mortero machacamos los dientes de ajo. Le incorporamos todas las especias en polvo: la cúrcuma, el pimentón dulce, la pimienta molida y los mezclamos, ayudándonos del jugo de medio limón y un chorrito de aceite de oliva virgen. Finalmente le añadimos el orégano y el cilantro muy picado.

Una vez mezclado todo, conseguimos el aliño moruno, que incorporamos a la carne picada, con la miga de pan y la cebolla previamente reservada, para amasarlo e integrar todos los sabores a la base de nuestra hamburguesa. Reservamos en la nevera al menos 30 min para ayudar a que la consistencia de la masa sea moldeable.