Jack Ma

La alianza de China con la banca española se sella en Alipay. La plataforma de pagos electrónicos más grande del mundo trabaja desde hace años con BBVA, CaixaBank y Sabadell. Y su intención es aliarse con el resto de entidades financieras.

La fintech, que nació en 2004, pertenece a Ant Group y está controlada por el fundador de Alibaba, Jack Ma, que ha explicado en varias ocasiones que nació con el objetivo de dar solución a los pagos electrónicos en China (a través del móvil) cuando el ecommerce empezó a crecer. Pero su evolución ha sido tal, que además de permitir pagar con solo tocar un botón, ahora también ofrece pequeños préstamos, invertir en grandes fondos o contratar seguros.

Alipay es el sistema de pago online líder en China, donde el efectivo y las tarjetas han pasado a mejor vida. Ahora triunfa el pago mediante dispositivos y aplicaciones electrónicas, y este es su mercado. Según el último informe de Alibaba, Alipay tiene 1.300 millones de usuarios (el doble que hace tres años) y realiza más transacciones que Visa y Mastercard. Su objetivo está en los 2.000 millones de usuarios en cinco años.

INTERÉS EN ESPAÑA

La mayoría de sus usuarios se encuentra en China y otros países asiáticos, pero Alipay ha desembarcado con fuerza en Europa donde se ha marcado como objetivo que su sistema de pago esté operativo en 10 millones de empresas.

La aplicación cuenta con tecnología de geolocalización y reconoce cuándo un usuario está fuera su país para que este pueda recibir notificaciones con recomendaciones sobre dónde comer y realizar compras, así como ofertas comerciales y lugares para visitar. Una opción que está disponible en España, gracias a sus alianzas con BBVA, CaixaBank, el Banco Sabadell o El Corte Inglés.

El acuerdo con el banco que preside Carlos Torres surge en 2017 tras el aumento de turistas chinos en el país. Aunque no son los visitantes más numerosos (España recibió el año pasado casi 900.000 turistas chinos frente a los 18 millones de ingleses) sí que son de los que más dinero se dejan en los países que visitan. Por ello es imprescindible que pudieran pagar en comercios españoles utilizando esta plataforma.

BBVA FUE PIONERO

Alipay permite al usuario vincular tarjetas de débito o crédito a la app para hacer pagos a través del teléfono, mediante reconocimiento facial o con códigos QR en tiendas. Pero para poder disfrutar de esta última, los TPV de los comercios deben tener disponible esta opción. Y es aquí donde empiezan las alianzas con la banca.

El Grupo BBVA se convirtió en la primera entidad española que firmaba un acuerdo de estas características con el gigante chino. El banco integró la plataforma de pagos con su servicio Smartpay, que está disponible para todo tipo de comercios y funciona a partir de una app que permite leer códigos QR.

Aunque el banco fue un paso más allá y empezó a trabajar con grandes cadenas de distribución españolas para que estas pudieran aceptar pagos con Alipay en sus tiendas. Al mismo tiempo, que a desarrollar una solución para que las tiendas integren la opción Alipay en sus sistemas de caja registradora.

OTROS BANCOS SE SUMAN

También hace tres años, CaixaBank y Alibaba firmaban un acuerdo similar para que la entidad catalana admitiera pagos con la aplicación móvil Alipay en sus TPV.  Asimismo, se unieron para colaborar en la exportación de productos españoles al mercado chino. Una iniciativa vinculada a Tmall.com, la plataforma china que permite a sus ciudadanos comprar productos de fabricantes extranjeros.

De la misma forma, Banco Sabadell cerró un acuerdo en 2018 para incorporar este sistema de pago en sus comercios clientes, pues sus TPV incorporan una cámara fotográfica para la lectura de códigos QR.

A pesar de la ventaja de AliPay frente a otros sistemas de pago como PayPal (por ejemplo, no cobra comisión por cambio de divisa, solo por transacción) algunos bancos españoles aun no lo tienen integrado, aunque tienen alianzas parecidas con otras plataformas como la surcoreana Samsung Pay, que está integrada en el Banco Santander o Bankia.

Quien sí se ha unido al gigante chino es El Corte Inglés, que se asoció con Alibaba para vender en todo el mundo y permitir pagos con Alipay.

LA MAYOR SALIDA A BOLSA DE LA HISTORIA

Ant Group, la matriz de AliPay, protagonizará la mayor salida a Bolsa de la historia el próximo 5 de noviembre. La compañía prevé debutar en dos mercados a la vez (Shanghái y Hong Kong) y recaudar más de 29.200 millones de euros.

Su estreno bursátil hará que Jack Ma encabece por segunda vez un récord mundial. Pues la salida a Bolsa de Alibaba, que debutó en Wall Street valorada 25.000 millones de dólares en 2014, también fue en su momento el mayor debut de la historia hasta que el año pasado le superara con 29.000 millones Saudi Aramco.

Ahora Ant Group volverá a tener el primer puesto, aunque no tocará la campana en Nueva York por el veto de Estados Unidos a las empresas tecnológicas chinas.