Goirigolzarri Bankia
Foto: Bloomberg.

Los resultados del tercer trimestre no fueron los mejores, la acción registra una pérdida acumulada en torno al 30% en el Ibex 35 este año y acaba de empezar el juicio por la salida a bolsa, pero José Ignacio Goirigolzarri han encontrado un importante aliado político en su gestión al frente de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri fue nombrado presidente de Bankia y de BFA el 9 de mayo de 2012. Desde entonces, capea el temporal para unificar sistemas y culturas de ocho cajas de ahorros (siete iniciales más la integración de BMN), modernizar el banco, rentabilizar la inversión de los accionistas, mantener el día adía del banco alejado del debate público y convencer al mercado de la fortaleza del conglomerado financiero creado en 2010.

El plazo de privatización previsto para Bankia finaliza el 31 de diciembre de 2019. Los grandes partidos políticos se dividen entre los que quieren convertirlo directamente en un banco público (Podemos) y los que quieren deshacerse del 61,34% del capital de la entidad que mantiene el Estados a través del FROB (PP, PSOE y Ciudadanos). Eso sí, no a cualquier precio.

Bankia dice adiós a Cuba

Bankia y Cuba: fin a una relación de 20 años

Mientras los españoles aún seguían lamentándose por el fallo de Zubizarreta en el partido contra Nigeria de infausto recuerdo que echó a España del...

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Antonio Roldán, apeló a que “las interferencias políticas en el funcionamiento de la cajas de ahorro deberían ser una lección para terminar con cualquier tentación de convertir Bankia en el embrión de un gran banco público”. “Esa en una mala idea, ya que un banco que siga directrices políticas y no criterios financieros está abocado a crear nuevos agujeros”, insistió. En Podemos hicieron caso omiso a sus palabras.

De hecho, PP, PSOE, Ciudadanos, PDeCAT y PNV rechazaron apoyar la propuesta de Unidos Podemos para impulsar la creación de un banco público a partir de la fusión de Bankia con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) el pasado mes en el Pleno del Congreso. La iniciativa solo tuvo el apoyo de Esquerra Republicana (ERC).

Pocos se acuerdan de José Ignacio Goirigolzarri, salvo uno: Ciudadanos. El partido naranja ha mostrado su confianza con la gestión que está realizando el presidente en Bankia. “Hemos defendido siempre la necesidad de contar con profesionales con experiencia validada en el sector financiero, como el señor Goirigolzarri, al frente de entidades sistémicas como Bankia, en lugar de tener los órganos de gobierno de las instituciones financieras absolutamente politizados, como ocurría con las cajas de ahorro”, han explicado fuentes del partido a MERCA2.

Un pequeño caramelo para un hombre que no ha dejado de lidiar con todos los frentes abiertos (tarjetas black incluidas) por sus antecesores (Miguel Blesa y Rodrigo Rato). Ambos se enfrentaron al banquillo de los acusados con el mismo final: la cárcel. De momento, José Ignacio Goirigolzarri solo ha pasado por la Audiencia Nacional como testigo.

EL PLAN DE CIUDADANOS PARA BANKIA

Para empezar, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos presentó una proposición no de ley el 21 de noviembre de 2016 con el objetivo de maximizar el retorno para las arcas públicas de las ayudas concedidas a las entidades financieras española.

En su apuesta por privatizar “sin prisas innecesarias” la entidad, Ciudadanos propuso ampliar “al menos cinco años el límite legal establecido para liquidar la participación del Estado en entidades financieras, en particular en BFA-Bankia”. La idea del partido presidido por Albert Rivera desplazaría la fecha de venta hasta finales de 2021, por lo menos.

En cuanto al precio de venta, Ciudadanos apuesta por “minimizar el coste para el Tesoro Público”. El grupo ha recibido en total 22.424 millones de euros de ayudas públicas, de los que 10.620 millones correspondieron a Bankia. Lo ha hecho en tres fases. En 2010, inyectó 4.465 millones a BFA. En 2012 aportó otros 7.339 millones de euros a BFA. Por último, en mayo de 2013 se destinaron 10.620 millones a Bankia.

La entidad ha devuelto 9.857 millones de euros, según los datos actualizados del Banco de España a 31 de diciembre de 2017. El 61,34% que tiene el Estado en BFA está valorado (a precio de cierre de 23 de noviembre) en 5.355 millones de euros. En dividendos, las arcas públicas han recibido de Bankia estos años 948 millones de euros.Quedan todavía 11.619 millones de euros.

Bankia

Para salir comido por servido, los títulos de la entidad deberían cotizar en la futura venta por encima de los seis euros (6,14 euros), rango que no visita en el parqué desde 2013. Dado el precio actual (2,83 euros), supondría una revalorización superior al 100%. Este objetivo se antoja complicado. Todos los bancos cotizados españoles dibujan en bolsa una tendencia bajista (CaixaBank algo menos pronunciada). De ahí que Ciudadanos considere que “no es el momento adecuado” y solicite ampliar el plazo de venta.

A la hora de valorar el futuro propietario de la entidad, Ciudadanos no se decanta. Preguntado por si prefiere un comprador nacional o uno extranjero, la respuesta no deja dudas: “Esta cuestión nos es indiferente”. Por tanto, desde el partido naranja aceptarían que un inversor extranjero se hiciera con el control del cuarto banco nacional por capitalización bursátil.

Comentarios