graduación

Ahorrar para los estudios de tu hijo puede parecer una meta imposible. A diferencia de los ahorros para la jubilación, existen pocas pautas claras sobre cómo hacerlo.

Los costes del material de escuela, el precio de la universidad varía ampliamente dependiendo de dónde vaya a ir tu hijo y si califica para recibir ayuda financiera (becas). Por no decir si es en otra ciudad y también se incluye el coste del alojamiento.

Descubre por qué es tan importante ahorrar para los estudios de tus hijos y algunos trucos para conseguir el dinero necesario.

Por qué ahorrar para pagar la universidad de tus hijos

Ahorrar para la educación de tus hijos es importante, en especial para la universidad debido a su elevado coste. El coste de la universidad se ha triplicado en las últimas tres décadas, dejando a muchos estudiantes enterrados en préstamos estudiantiles.

Conseguir el importe total de la educación universitaria no es fácil pero puedes ahorrar mucho más de lo que piensas.

Para ayudar a tu hijo a comenzar su vida adulta sin una montaña inquietante de deudas, vale la pena considerar qué planes de ahorro universitario pueden ayudar efectivamente a ahorrar para su educación. La web sobre familia e infancia de Etapa Infantil nos explica algunos instrumentos de ahorro financiero para garantizar la educación de tus hijos.

Cuando empezar a ahorrar para la universidad

Como con cualquier inversión, cuanto antes ahorres, más tiempo tendrá tu dinero para conseguir aumentar. Algunos padres optan por abrir cuentas universitarias para sus hijos antes de que nazcan o alrededor de sus primeros cumpleaños.

Numerosos economistas o expertos financieros aseguran que los padres que deseen financiar los futuros gastos educativos de sus hijos deben comenzar lo antes posible. 

Esto permitiría que el dinero crezca y se acumule con el tiempo para cumplir con ese futuro. Incluso aunque no se llegue al importe total del gasto tener una parte es una gran ayuda.

Si no has comenzado a ahorrar y tu hijo se está acercando a la escuela secundaria, todavía tiene valor ahorrar, ya que es mucho mejor que no ahorrar en absoluto.

Cuánto deberías ahorrar para la universidad cada mes

El coste de la universidad aumenta constantemente, pero es posible que no necesites ahorrar la cantidad total. Para que el ahorro sea más manejable, algunos expertos financieros recomiendan ahorrar solo un tercio de los costes esperados.

Los dos tercios restantes se pueden pagar durante toda la vida a través de préstamos, subvenciones, ayudas estudiantiles e ingresos futuros.

Para determinar la cantidad establecida, investiga los costes proyectados de una universidad pública o privada, observa las proyecciones actuales y divide por la cantidad de meses restantes hasta que tu hijo se vaya a realizar los estudios universitarios. Incorpora la cantidad en tu presupuesto mensual.

Considerar este ahorro como un gasto mensual puede ayudarte a ahorrar el dinero ya que tu mente lo interpretará de manera más positiva. En lugar de retirar dinero de tus ahorros algunos meses, tenerlo como un gasto mensual hará que siempre retires la cantidad establecida.

Consejos de ahorro universitario para estudiantes

Vosotros, como padres, no tenéis que ser la única fuente de ahorro para la universidad. Involucra a tus hijos en el esfuerzo.

Aunque tu hijo es un estudiante de tiempo completo, no hay razón para que no puedan comenzar a construir su propio fondo de ahorro. Al menos, hacer esto ayudará a establecer hábitos de dinero saludables que tendrán en cuenta en el futuro.

Aquí hay algunos consejos excelentes para ahorrar en la universidad para ayudarlos a comenzar:

Solicitar becas

Es dinero gratis para la universidad que no tendrás que preocuparte por pagar. Apoya a tu hijo para sobresalir en el mundo académico o en las actividades extracurriculares.

Animale a solicitar cualquier beca para la que sea un buen candidato, desde concursos de matemáticas, fotografía, dibujo o cualquier cualidad en la que destaque. No solo tiene que ser por buenas notas, dan numerosos premios remunerados por este tipo de actividades que pueden ir a su fondo de ahorros universitarios.

Ahorrar parte de su dinero

Si tu hijo recibe dinero de cumpleaños, dinero por Navidades o una paga mensual, sugiérele que lo coloque directamente en su cuenta de ahorros para que no se sienta tentado a gastarlo.

Esto también le ayudará a valorar mucho más sus estudios y el esfuerzo que hay detrás.

Trabajos de verano o temporales

Ya sea un trabajo a tiempo completo durante el verano o un trabajo a tiempo parcial durante algunas fechas señaladas. Tu hijo podrá ahorrar dinero para la universidad y adquirir experiencia laboral para incluir en su currículum.

En definitiva, nunca es demasiado temprano para comenzar a pensar en un plan de ahorro para los estudios de tus hijos. Ya sea que tu hijo sea un adolescente o un niño pequeño, el mejor momento para comenzar un fondo es ahora.