Aguado
Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, asegura que “no vamos a volver a la normalidad de forma efectiva hasta que no tengamos una vacuna que, según los expertos, aún podría tardar años”. Pero se enfrentan a un gran reto: el transporte público y la incapacidad para absorber la demanda.

En una entrevista para MERCA2, Aguado explica que “el reto que ahora afrontamos desde la Comunidad de Madrid, igual que el resto de España, es el de aprender a convivir con el virus. La gente debe incorporar la mascarilla en su día a día con total normalidad y cogerla antes de salir de casa como hacen con las llaves o el móvil”.  

De hecho, el portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha solicitado al Gobierno que haga obligatorio el uso de las mascarillas en los espacios cerrados, y también en los abiertos cuando no pueda mantenerse la distancia de seguridad. “Es la medida más eficaz que tenemos para evitar contagiar y ser contagiados. Debemos concienciarnos e incorporarla a nuestro día a día fuera de casa”, insiste.  

“De esa manera podremos recuperar progresivamente la actividad económica y social. Porque alargar la hibernación del país nos aboca irremediablemente a una emergencia social sin precedentes”, critica.

EL DESAFÍO EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

Para Aguado, “el transporte público debe adaptarse a la realidad post-covid, igual que el resto de sistemas de nuestra región. Y eso es precisamente lo que hemos hecho en la Comunidad de Madrid, con estrictos protocolos de desinfección y con la incorporación de dispositivos adicionales de seguridad en toda nuestra red”.

“La mascarilla es la medida más eficaz para evitar el contagio”

En cuanto al uso de la mascarilla, insiste en que “las exigencias de protección individual deben extenderse a todos los medios de transporte público y al resto de alternativas de movilidad disponibles en nuestra región”.

Asimismo, el titular de Deportes y Transparencia admite que, “a medida que se produzca la desescalada, vamos a enfrentarnos a un segundo reto, que es el de la demanda”.

“La situación actual hace que no podamos absorberla como habíamos hecho hasta ahora, y debemos buscar mecanismos eficaces para distribuirla. Debemos dar un uso prioritario, sino exclusivo, a la gente que va a trabajar”.

“Parece lógico pensar que se establecerá prioridad para las personas que necesitan trasladarse por motivos de trabajo en un primer momento y, en función de la evolución de la pandemia, extender progresivamente su uso al resto de traslados”, prevé el vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

A la espera de las indicaciones del Gobierno central, el equipo de Ignacio Aguado ya ha dado un paso más. “Estamos trabajando con big data para mejorar nuestro transporte público”.

De este modo, van a contar con datos de posicionamiento de dos millones de teléfonos móviles en la región. “Tendremos una fotografía muy detallada de los patrones de movilidad, lo que nos va a permitir adaptar de una forma más eficiente los diferentes sistemas” explica.

“La hibernación económica nos aboca a una emergencia social sin precedentes”

En cuanto a la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el transporte público, Aguado insiste en que “nosotros vamos a seguir exigiendo su uso hasta que dispongamos de un método más eficaz, así que vamos a mantenerlo todo el tiempo que sea necesario”.

MAPEADO DE LOS VIAJEROS

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, detalla a este medio que la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid ya está elaborando un plan de contingencia para las distintas fases.

Ese plan incluye reforzar personal en la fase 1 hasta contar con un sistema de cierre de estaciones automatizado a través de tecnología big data, y un sistema propio de medición y simulación (Visum) en las fases 2 y 3.

“Precisamente, Metro ya está llevando a cabo un mapeado de la red para determinar el aforo de cada estación por franjas horarias y evaluar la necesidad de limitar el acceso en función de la estimación de la capacidad prevista de los trenes en cada estación”, desvela Aguado.

“Debemos buscar mecanismos eficaces para distribuir la demanda en el transporte”

“Hemos demostrado que somos una sociedad altamente responsable y, por nuestra parte, vamos a adaptar el sistema a esta nueva realidad. Tenemos que garantizar que Madrid se siga moviendo”, y añade que “estos dos meses han servido para preparar a la población y concienciarla ante la nueva situación. Tendremos que convivir con este virus y parece que lo vamos a hacer durante mucho tiempo”.

TURISMO SEGURO EN MADRID

En este sentido, el portavoz de la Comunidad de Madrid reitera que “no podemos mantener el país hibernado hasta obtener la vacuna o los tratamientos específicos para el virus, porque los expertos hablan de 8, 12 o incluso 18 meses. Esa convivencia nos permitirá recuperar progresivamente la actividad económica”.

De hecho, desde la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid ya están trabajando en una estrategia de turismo seguro, que permita mantener a Madrid como un destino de referencia.

“El objetivo es asegurar que los agentes del sector empiezan a prepararse y que son capaces de garantizar los máximos estándares de seguridad”, concluye Ignacio Aguado.