aena

Conseguir una botella de agua a un precio razonable en alguno de los 46 aeropuertos de la red de Aena se ha vuelto una misión imposible y eso que la compañía se comprometió a ofertar agua en máquinas expendedoras y locales a un precio máximo de 1 euro (50 cl). Pero la realidad es bien distinta y las denuncias de los pasajeros se acumulan.

En marzo de este año, Aena se sumaba a la recomendación del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, en sus siglas en inglés) de junio de 2015 para la venta de agua a un precio máximo de 1 euro (50 cl). Actualmente esta medida está en vigor en 19 tiendas de siete aeropuertos españoles: Adolfo Suárez Madrid–Barajas, Palma de Mallorca, Bilbao, Tenerife Sur, Santiago, Vigo y Girona.

Además de sumarse a la recomendación de ACI, trató de poner fin a las críticas de muchos pasajeros. A estos, se les impide entrar con botellas de agua en los aeropuertos por motivos de seguridad. El problema es que una vez pasado el control de acceso, los precios para adquirir una botella se disparan.

renfe

Renfe sigue sin ser accesible para personas con discapacidad

La empresa ferroviaria incumple la ley y su plan de accesibilidad al no eliminar las barreras arquitectónicas ni añadir sistemas de rampas para personas con movilidad reducida.

Pero tres meses después, la situación sigue siendo la misma: el precio del agua es desorbitado. Tanto es así que encontrarse a un litro de agua a un precio de 3,75 euros es lo común. Para botellas de medio litro, los precios pueden rodar desde 1,5 euros hasta los 2,5 euros. Un precio abusivo que multiplica, en algunas ocasiones, el precio por cinco de este producto fuera de las instalaciones aeroportuarias.

Basta con darse una vuelta por muchos de los aeropuertos españoles para darse cuenta que máquinas expendedoras y locales de restauración no cumplen con esta nueva medida de Aena, especialmente si nos referimos al principal aeropuerto de España: Madrid-Barajas.

Curiosamente, en la T1 del aeropuerto de Madrid se pueden encontrar botellas de agua a 1 euros, pero en oferta. “La botella que cuesta un euro ha costado encontrarla, pero está en oferta. En la mayoría de máquinas están los precios más altos”, asegura una usuaria de un vuelo de Ryanair con salida desde la capital.

Aena
Máquina expendedora de la T1 de Barajas.

La situación no es muy distinta en aeródromos como el de Santiago de Compostela o Málaga. Desde las redes sociales algunos viajeros han denunciado que el precio de una botella de agua sigue siendo muy alto.

FUTUROS CONTRATOS

La promesa de Aena supone que en los nuevos concursos de adjudicación de este tipo de máquinas expendedoras se incorpora la obligación de que, al menos, el 50% de la oferta de agua en cada máquina tenga el formato de botellas de 50 centilitros a un euro. Cuestión que, como ya se ha comprobado, no se está cumpliendo por causas desconocidas. Desde Aena no han querido contestar a las preguntas realizadas por este medio.

Además, Aena tiene 193 fuentes de agua repartidas por los aeropuertos de su red, sumando en total 41 en zona pública y 152 en las zonas de embarque. De hecho, también aseguró que aumentaría el número de fuentes.