La red de aeropuertos de Aena prevé operar un total de 13.612 vuelos entre este viernes 28 de agosto y el lunes 31 de agosto, coincidiendo con el retorno de vacaciones de aquellos ciudadanos que han optado por disfrutar de sus días de descanso en un destino distinto al habitual, según los datos facilitados por el gestor aeroportuario a Europa Press.

En concreto, la programación de vuelos de pasajeros de cara a este fin de semana y el lunes incluye 3.416 operaciones el viernes, 3.383 el sábado, 3.590 el domingo y 3.223 el lunes. En cuanto a los asientos ofertados, fuentes de Aena han asegurado que no cuentan con datos al respecto.

Entre los más transitados destacan el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con 1.793 vuelos programados, el de Palma, con 1.728, y el de Barcelona-El Prat, con 1.689 operaciones entre el viernes y el lunes.

También destaca el número de vuelos en el aeropuerto de Málaga, con 1.048 operaciones programadas, en el de Gran Canaria, con un total de 868, y el de Alicante, con 757. No obstante, la programación de vuelos está sujeta a los cambios que puedan producirse en la operativa de las diferentes compañías aéreas.

OPERACIÓN RETORNO POR CARRETERA

A los movimientos aéreos se suma el retorno de vacaciones de aquellos ciudadanos que se han desplazado por carretera, para lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha preparado una serie de medidas de regulación y ordenación del tráfico, que pondrá en marcha a partir de este viernes, para facilitar la movilidad y seguridad de los ciudadanos en sus desplazamientos por carretera.

El departamento que dirige Pere Navarro instalará carriles adicionales en las carreteras que registren mayores intensidades de circulación, sobre todo en las proximidades de los grandes núcleos urbanos, además, restringirá la circulación en ciertos días, tramos y horas de camiones en general y de determinadas mercancías en particular.

Además, se paralizarán las obras que actualmente se están realizando en la red viaria española y se suprimirán la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada.

Como complemento, explica la DGT, se continuará vigilando el cumplimiento de las normas a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que estarán presentes en la carretera, así como a través de todos los medios telemáticos de los que dispone el organismo para evitar comportamientos contrarios a la norma.