La promotora inmobiliaria Aedas Homes está incorporando a sus promociones los sistemas de doble flujo para la ventilación de las viviendas, que filtran el aire introducido y minimizan el gasto energético para calentarlo en invierno o enfriarlo en verano.

Según ha explicado la compañía en una nota de prensa, el sistema funciona como una central de extracción de aire viciado e introducción de aire limpio a través de filtros que lo depuran, lo que garantiza una extraordinaria calidad del aire interior. Así, se considera un sistema idóneo para personas alérgicas o sensibles a humos.

Además de la renovación del aire, la ventilación de doble flujo posibilita un confort térmico y una climatización optimizada, lo que redunda en un importante ahorro de energía durante todo el año.

Según ha incidido Aedas Homes, los fabricantes de los sistemas de ventilación de doble flujo pueden llegar a certificar una recuperación térmica de hasta el 95% de la energía del aire que se expulsa.

El director técnico de Aedas Homes, José María G. Romojaro, ha destacado el valor de este sistema de ventilación en el marco normativo del nuevo Código Técnico de Edificación (CTE), dado que las demandas térmicas de las casas se reducen notablemente mientras que aumenta su hermeticidad. “La renovación de aire con recuperación de energía será vital para el sector ya que, un aire limpio, fresco y renovado es quizás la primera aspiración que debemos tener para hablar de espacios saludables”, ha subrayado.

AHORRO DE ENERGÍA

El ahorro de energía se debe a que el aire templado que sale de la casa se cruza, dentro del intercambiador térmico, con el aire que entra del exterior. En ese cruce, sin mezclarse ambos aires en ningún momento, el aire que sale es capaz de traspasar su energía al aire que entra. Por tanto, la energía que tiene que gastarse para terminar de ajustar la temperatura del aire nuevo que ha entrado en la casa será mucho menor.

Además, Romojaro explica que el aire interior que hay que expulsar fuera de la casa “es el aire viciado que típicamente se concentra en las estancias húmedas -baños, cocina o lavadero- y que contiene CO2, impurezas y malos olores”. “A cambio nos interesa insuflar en la casa aire de calidad y atemperado en las habitaciones secas -salón y dormitorios-“, añade.

Por otro lado, algunos equipos disponen de un intercambiador térmico inteligente que cuando detecta, en las frescas noches de verano, que la temperatura exterior es inferior a la interior, activa la función de by pass, es decir, no cruza el aire saliente con el entrante porque no es necesario. Simplemente, expulsa el aire caliente de la casa y deja entrar el aire fresco exterior, un proceso que se conoce como ‘free cooling’.