Los corzos toman el Acueducto de Segovia en plena cuarentena

La realidad, casi siempre, supera la ficción. Las redes habían sido tomadas días atrás por los memes con el siguiente formato: “la naturaleza recupera lo que es suyo”, junto a una imagen exagerada. La imaginación iba desde el Jurasic Park gallego hasta cetáceos extintos en el Manzanares. Ahora, se comprueba que es real. Así, una imágenes captadas por las cámaras de la Policía Local captaron una pareja de corzos de paseo por uno de los monumentos más reconocidos de España: el Acueducto de Segovia.

La cuarentena ha limitado como nunca la presencia humana por las calles y ha llevado a que la naturaleza se expanda. Así, al abrigo de la noche castellana, y gracias a que ni un alma transita por la región más conocida de la provincia, la pareja de cérvidos acampa a sus anchas. En las imágenes se puede ver como cruzan la plaza de Artillería para acercarse al césped, siempre verde y repleta de flores, de la gran rotonda segoviana que está enfrente del imponente monumento que legaron los romanos.

Pero, la excursión no acabo en un pequeño festín en la hierba fresca y recién regada de la rotonda segoviana, sino que fue mucho más allá. El paseo nocturno se alargó por la Vía Roma de Segovia, tranquilos y despreocupados al no cruzarse con un solo vehículo. Unas imágenes que meses atrás, en pleno sábado, parecerían impensables.

SEGOVIA UNA DE LAS CIUDADES MÁS CASTIGADAS

Las imágenes de ambos cérvidos, un sábado por la noche, en uno de los lugares más concurridos de la capital explica lo en serio que se toma la población segoviana la cuarentena. La razón es que la provincia está siendo una de las más castigadas de España. La cercanía con Madrid, epicentro del coronavirus en España, y las pocas prestaciones sanitarias han llevado a la región a convertirse en un foco mortífero del coronavirus.

Las últimas cifras oficiales ofrecidas por el Ministerio de Sanidad detallan que en Castilla y León han muerto casi 850 personas. Además, el número de infectados, que alcanza los 8.750, crece más rápido que en el resto de España y, a su vez, supone una de las mayores cifras si se mide sobre una base de 100.000 habitantes. Lo que supone un fuerte impacto que ha llevado a la gente a estar más concienciados que nunca.

Aunque, esos son los datos oficiales. Los no oficiales son espeluznantes. La cifra media de muertes por cada 100.000 habitantes es de 20, pero en la semana del 17 al 24 de marzo se acercó a 40, según un estudio realizado por el centro de investigación de salud del Gobierno. El problema es que del exceso de fallecimientos registrados, covid-19 solo explica un porcentaje muy pequeño que apenas supera el 20%. En otras palabras, que hay más de 360 muertos que ni están en la media de muertes naturales ni tienen otra explicación plausible, al menos según los datos oficiales.

Comentarios de Facebook