ACS

Ocurrió durante el último día del inversor de ACS. La empresa a los mandos de Florentino Pérez se puso deberes de cara a 2025. Y el de mayor nota, el de sobresaliente cum laude, fue que su área de servicios industriales crezca en 10.000 millones de euros.

La pregunta que surge es: ¿no es un objetivo demasiado ambicioso? El área de servicios industriales está presente, en la actualidad, en más de 50 países. Su razón de ser es el desarrollo, construcción, mantenimiento y operación de infraestructuras energéticas, industriales y de movilidad. Y dos son las líneas de negocio que desarrolla: los servicios de apoyo a la industria (contratos de soporte a diferentes industrias como redes, instalaciones especializadas y sistemas de control) y proyectos integrados (por ejemplo, los sistemas de control de tráfico y transporte en las autopistas).

Dicho de otra forma, sería el ‘hermano pequeño’ de Construcción, la gran área de la compañía (autopista, obras ferroviarias, aeropuertos e instalaciones marítimas) y cuyas adjudicaciones y extensiones de contrato ‘engordan’ con miles de millones las arcas de ACS. ¿Los dos últimos ejemplos? En abril, la adjudicación de una autopista en Florida (EEUU) por 113 millones y una línea de metro en Brisbane (Australia) por 3.400 millones.

Los analistas de Bloomberg ven factible que la compañía de Florentino Pérez vea cumplido su deseo

“Tanto el ingreso de 10.000 millones de euros en servicios industriales como el CAGR implícito del 7,17% nos parecen factibles”, señalan desde Bloomberg. ¿Y qué es el CAGR? El Compound Annual Growth Rate (o Tasa anual compuesta de crecimiento) mide la tasa de retorno de una inversión, como puede ser un bono o fondos de inversión, durante un periodo de inversión de entre 5 y 10 años. Este último también formaba parte de los deberes de cara a 2025 para ACS.

¿Otras tareas del día del inversor? “La ponderación de la unidad del 17% de ventas y el 26% de ebitda no reflejan su Enterprise Value (EV) real, y su complejidad apuntala los planes de escisión y la creación de un vehículo de activos renovables de 1.3 gigavatios”, apuntalan desde Bloomberg. De ahí la creación de una futura filial de renovables y su pretendida salida a Bolsa. El EV es un multiplicador que ayuda a obtener el valor de mercado de los activos con independencia de cómo esté financiada la empresa, su tasa impositiva y su política de amortizaciones. De ahí que se excluyan los intereses y los impuestos.

EL NO PARAR DE ACS

Otro de los aspectos que destacan los analistas de Bloomberg es que la adquisición de Abertis “probablemente impulsará el crecimiento de las ganancias este año”. Y, mientras, sigue a lo suyo, que no es otra cosa que poner el foco en la construcción de infraestructuras y asociaciones público-privadas para continuar su expansión. ¿Los campos preferidos? Estados Unidos, Canadá y Australia.

Ferrovial

Ferrovial, ACS y Sacyr engordan su cartera con una lluvia de millones

De Ferrovial a ACS, pasando por Sacyr, OHL, Acciona y FCC. El comienzo del año ha sido de lo más fructífero para las constructoras españolas que aspiran a batir récords a fin de año.

“ACS debería recibir un impulso en 2019 después de las ganancias sólidas de todo el año 2018 con un crecimiento operativo de dos dígitos y mejoras en todas las unidades”, indican desde Bloomberg. El principio de año no ha podido ser más esperanzador. Recapitulemos: la entidad presidida por Florentino Pérez ha arrancado el año con más de una quincena de adjudicaciones y extensiones de contratos que abarcan todos los continentes y que suman unos 13.000 millones de euros. Contratos, la mayoría, del área de Construcción.

“Esto está respaldado por condiciones económicas sólidas en Australia, que respaldan la demanda de gasto en infraestructura. Los ingresos y el margen de contribución en España también deberían aumentar en 2019”, concluyen desde Bloomberg.