ACS

Los diferentes grupos constructores ya han finiquitado el ejercicio 2018. Junto a los datos financieros, en los que ACS, Acciona y FCC han tenido beneficios, frente a las pérdidas de Ferrovial y OHL, también ha habido ‘ganadores y perdedores’ en cuanto a las retribuciones percibidas por los miembros de su consejo de administración.

En total, si sumamos ACS, OHL, Ferrovial, FCC y Acciona (hasta ahora Sacyr no ha hecho visibles dichos datos), la cantidad gastada en concepto de remuneración a sus consejeros fue de 40,4 millones de euros. Y ahí la palma se la lleva ACS, con 27,9 millones de euros, seguida de OHL (22,4 millones), Ferrovial (9,2 millones), Acciona (6,8 millones), y FCC (1,5 millones).

Si siguiéramos una particular regla de tres, serían los consejeros de ACS quienes estarían en lo más alto del podio. No es así porque, el pasado año, se coló un tercero que fue quien cosechó su particular medalla de oro. ¿Quién?

LAS PÉRDIDAS MILMILLONARIAS DE OHL NO FUERON ÓBICE PARA QUE SU CEO SE LLEVASE MÁS 19 MILLONES DE EUROS

Emulando el más puro estilo de los Oscar, ‘the winner was…”: Juan Osuna. El ex CEO de OHL se embolsó la friolera de 19,5 millones de euros (y eso que no habían pasado ni seis meses cuando abandonó la compañía). Su remuneración fija fue de 762.000 euros y la variable a corto plazo de 736.000 euros. ¿El resto?

El bonus de 18 millones que acabó en su bolsillo por la venta del negocio de concesiones más 431.000 euros por la liquidación del contrato. Todo ello en un año en el que OHL perdió 1.529 millones de euros. Su sustituto, y actual CEO, José Antonio Fernández Gallar, percibió 1,3 millones de euros (por el otro medio año).

ACS: EL CEO LE GANA AL PRESI

Tras Juan Osuna, son los máximos responsables de ACS los que le siguen en este particular ranking. En concreto, su consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes, se ha hecho acreedor a la hipotética medalla de plata, con 11,1 millones de euros repartidos de la siguiente manera: 2,1 millones como retribución fija; 2,3 millones como variable anual; 4,3 millones como variable a largo plazo; y 2,3 millones como aportaciones de la empresa a planes de pensiones.

La diferencia con el presidente de la compañía es de 4,4 millones de euros. Es decir, que Florentino Pérez (también máximo accionista) recibió 6,7 millones de euros (un 10% superior a lo percibido un año antes). En su caso, su retribución por consejero fue de 390.000 euros; una retribución fija de 1,6 millones; otra variable anual de 3,3 millones; y 1,3 millones como aportación a planes de pensiones. En este último punto, el presidente de ACS ya lleva acumulados más de 42 millones. Marcelino Fernández Verdes alcanza los 18 millones.

Tras este podio conformado por Juan Osuna, Marcelino Fernández Verdes y Florentino Pérez, es Rafael del Pino Calvo Sotelo (Ferrovial) quien se queda a las puertas de las medallas. Durante 2018, percibió 4,12 millones de euros (3 millones en metálico y 1,2 millones por las acciones o instrumentos financieros consolidados). Su segundo de a bordo, Iñigo Meirás, recibió 3,5 millones de euros.

Sacyr

Sacyr da el paso: vende el 49% de su negocio en Chile

Sacyr lleva veinte años en Chile y ahora ha decidido dar el paso de vender su participación con la finalidad de reducir deuda.

Por tanto, el consejero delegado de Ferrovial se vio superado por el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, que se embolsó 4 millones de euros. ¿En metálico? 3,6 millones. Su hermano, Juan Ignacio, se quedó en 1,4 millones.

Más comedidos que en OHL, Ferrovial, ACS o Acciona fueron en FCC. En total, y como ha quedado reseñado, 1,5 millones de euros se repartió todo el consejo. Dicho de otra manera, todos los consejeros y presidentes anteriormente reseñados ganaron, por sí solos, más que el consejo de FCC en pleno. ¿Quién ganó más en FCC? Pablo Colio: 730.000 euros.