Acotex

La Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) ha puesto cifras a los efectos de la pandemia en el sector. Así, las ventas de prendas de moda y complementos se desplomaron un 39,8% en 2020.

Ni la campaña de Navidad, ni las recién inauguradas rebajas, han sido capaces de volver a los números verdes. De hecho, en diciembre, dichas ventas cayeron un 32,2%. Porcentaje que incluye tanto a las tiendas físicas como a las ventas online. Durante los dos meses anteriores, ese porcentaje de caídas fue del 37%. Acotex califica la actual situación como “dramática”.

Ni los descuentos son capaces de remontar una situación que no acaba de arrancar. Por este motivo, uno de cada cuatro establecimientos siguen con el candado echado. No les compensa. Porque las personas han decidido no gastar en este tipo de prendas. Y, esto es así, por diferentes motivos.

El número de bodas, o de celebraciones, ha caído. De ahí que la compra de vestidos, o de trajes, esté en punto muerto. Tampoco hay celebraciones, ni reuniones familiares, lo que retrotrae la compra tanto de prendas como de complementos. Sin olvidar el teletrabajo, lo que hace que la persona se vista en casa de forma más cómoda, o con el fondo de armario que ya disponía.

Por todas estas circunstancias, y por todos estos datos, Acotex reclama “medidas urgentes y específicas para el sector”. Y pone los puntos sobre las íes: “No nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la Seguridad Social. Es necesario la condonación de los mismos”. De ahí que la patronal pida la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social como a otros sectores de ERTEs de fuerza de mayor y la reducción del IVA para incentivar el consumo.

ALQUILERES

Uno de los problemas que tiene el sector es el de los pagos de los alquileres. Las ventas no llegan ni para cubrir este gasto. Por eso pide a las administraciones una solución al mismo. “El sector necesita liquidez y no más endeudamiento”, recalca Acotex.

Otro problema son los salarios: “Es impensable mantener las plantillas precovid con las actuales ventas, por lo que tenemos que actualizar las plantillas al momento actual y para ello necesitamos de ayudas para poder despedir, porque de lo contrario las empresas tendrán que cerrar definitivamente”.

La situación no tiene visos de solucionarse ya que, por ejemplo, determinadas comunidades autónomas han vuelto a poner restricciones a la apertura del comercio, llegando incluso a cerrar centros comerciales durante los fines de semana. “No somos optimistas de cara al período de rebajas y lamentablemente las ventas del mes de enero 2021 serán muy inferiores a las enero de 2020”, concluyen en Acotex.