Acciona

El futuro de los próximos años se escribe en ‘verde’ y renovable. Aunque para que el negocio sea rentable, la inversión y el desarrollo deben ser continuos. Algo que no siempre cuadra en el balance. Por eso, Acciona valora qué hacer con sus activos eólicos de carácter secundario en mercados donde lleva trimestres sin aumentar la capacidad instalada.

Bajo esta circunstancia, fuentes del sector consultadas por MERCA2 estiman que la compañía dirigida por José Manuel Entrecanales podría deshacerse de diversas divisiones eólicas, principalmente las de Italia y Sudáfrica. Estos movimientos, junto al de otras regiones, podrían generar una caja de 320 millones de euros. Además, habría otro factor clave: contribuir a una estructura geográfica más racional del negocio.

Se trata de mercados relativamente pequeños en comparación con México, Estados Unidos o Australia, donde Acciona tiene una capacidad eólica instalada que casi llega a los 2 GW. Por eso mismo, y, porque se trata de regiones donde la capacidad no ha crecido en los últimos años, ni se espera que lo haga en un futuro, son activos prescindibles para la compañía.

De este modo, los cuatro mercados que estarían en la rampa de salida son Italia, Sudáfrica, Canadá y Costa Rica, con una potencia instalada de energía eólica que no llega a los 500 MW. Así, el problema de algunos países, como es el costarricense, es que el factor de carga tiene un algo coste para la rentabilidad generada.

Así pues, dichas fuentes sitúan en unos 320 M€ el valor total de estos activos, aunque también marcan como elemento clave para una potencial venta el impacto de simplificación que tendría para Acciones librarse de estos activos y concentrar su fuerza inversora en otras regiones donde, además, el factor de carga genere mayor rentabilidad por la distribución geográfica de los parques.

UN FUTURO RENOVABLE, PESE A TODO

Acciona ya ha vendido capacidad renovable en el pasado. De hecho, la compañía está presente en multitud de mercados, un aspecto que debería corregir en el futuro para incrementar su eficiencia. Así, los planes de inversión sí que se concentran en un número mucho menor de ellos.

Por otro lado, el importante compromiso de capex de Acciona no significa que no pueda vender parte de estos activos; de hecho, en 2018 la empresa se deshizo de su capacidad termosolar en España, 250 MW por unos 1.100 M€.

Aunque no todo será desinvertir. El compromiso ‘verde’ de Acciona, tal y como anunció hace unos meses, le llevará a invertir 4.000 millones de euros en el desarrollo de instalaciones de generación de energía limpia en los próximos cinco años, con lo que la compañía reforzará su apuesta por este sector.

El grupo sumará así dotaciones por una potencia total de 5 GW a la cartera de 10.117 MW que ya tiene instalada y en operación, un 56% en España y otro 44% en el exterior, y que ya le convierte en uno de los principales actores mundiales del sector. En el marco de esta “aceleración” de su negocio de renovables, Acciona materializará su anunciada vuelta al mercado español, que estuvo al margen de sus inversiones en los últimos años.

En la actualidad, considera que el Plan de Nacional Integrado de Energía y Clima aprobado por el Gobierno presenta “oportunidades de inversión” que Acciona “intentará aprovechar” en paralelo a los desarrollos que acometa en otros mercados, fundamentalmente Estados Unidos, México, Chile y Australia.

En esta ‘vuelta a casa’, la compañía ampliará además su negocio más allá de las instalaciones eólicas, para entrar en otras tecnologías como la fotovoltaica, la termosolar e incluso la biomasa. También acudirá, “con la debida precaución”, a las subastas de capacidad que se convoquen.