Acciona apuesta verde deuda

Un 18,9%. Es lo que ha engordado la deuda de Acciona desde finales de 2018 septiembre de 2019. Así, la deuda financiera neta se sitúa en 5.166 millones de euros, cuando en el ejercicio anterior era de 4.333 millones. Una cifra que sería de 5.375 millones si no se tuviera en cuenta el efecto de la NIIF 16 sobre arrendamientos y los pasivos a coste amortizado.

Las causas de este aumento se debieron al reparto de dividendo y a alguna que otra inversión superior a los 600 millones de euros: un 12,3% más. Un poco más de la mitad tuvo como destino las renovables. “Reducir tal cantidad de deuda es complejo, dada la situación actual de la empresa. En muchas ocasiones, las compañías se ven abocadas a desprenderse de activos para no asfixiarse con la deuda”, señala Diego Morín, analista de IG.

Ya lo hizo Acciona en 2018. El dinero que generó por las desinversiones fue de 1.420 millones de euros (20% de Testa, Transmediterránea y el negocio termosolar en España). En parte se destinóa la reducción de deuda; en parte, a la inversión en infraestructura y energía sostenible.

La pregunta es si Acciona puede reducir su endeudamiento sin recurrir a la venta de activos. “Posee activos de gran valor patrimonial pero que no son muy generadores de caja si analizamos el flujo de caja histórico de la compañía. Por tanto, tiene una capacidad limitada de reducir su deuda neta de más de 5.000 millones de euros de forma significativa a medio plazo”, apunta César Fernández Tajes, director del Instituto Superior de Bolsa, Inversión y Finanzas (Isbif).

ACCIONA Y LA VENTA DE SERVICIOS

Una de las opciones que tiene sobre la mesa Acciona es poner a la venta su división de servicios. Así lo apuntaron a MERCA2 fuentes del sector. Y no sólo para reducir deuda, sino también para poner el foco en el desarrollo de infraestructuras sostenibles y energías renovables.

De llevar la venta a buen puerto, Acciona continuaría los pasos de otras firmas como Ferrovial. En el caso de esta última, para centrarse en el desarrollo y la gestión de infraestructuras. El camino se antoja largo, como está sucediendo con la compañía presidida por Rafael del Pino, y de que a buen seguro su homónimo José Manuel Entrecanales está tomando nota. De momento, sólo ha logrado vender la parte correspondiente a su filial en Australia y Nueva Zelanda.

Las fuentes consultadas señalan que Acciona acabaría vendiendo toda la división (diez actividades), aunque podría hacerlo en bloque o por partes. En dicha venta no entraría el negocio relativo al agua.

Acciona servicios está presente en 16 países (España y otros siete países de Europa), más Canadá, Brasil, Chile, México, Perú, Qatar, Omán y la ciudad de Kuwait. La división de infraestructuras (que engloba los negocios de construcción, industrial, concesiones, agua y servicios) tuvo una cifra de negocio de 5.059 millones de euros en 2018 (+2,4% respecto al año anterior). El Ebitda fue de 419 millones de euros (-1,8%).