Los dos trágicos accidentes mortales del modelo 737 MAX han dejado en una compleja situación a Boeing. El prototipo lleva meses suspendido y aún se desconoce cuando volverá a volar, aunque previsiblemente lo hará después del verano. La cancelación de vuelos ha provocado unas pérdidas de enorme calibre en la compañía. En total, un agujero de 793 millones de dólares (711 millones de euros) en el primer semestre del 2918, que contrastan con los resultados del pasado ejercicio en este mismo periodo, donde Boeing obtuvo 4.673 millones de dólares (4.193 millones de euros).

Durante este periodo, la cifra de negocio alcanzó los 38.668 (34.700 millones de euros), un 19% menos que en los mismos meses del año anterior. La compañía obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) negativo de 1.094 millones de dólares (981 millones de euros).

Boeing prevé un impacto de 4.345 M€ por la crisis del 737 MAX

Boeing ha anunciado que prevé un impacto de más de 4.345 millones de euros en el segundo trimestre por la crisis del modelo 737...

En el segundo trimestre, el fabricante perdió 2.942 millones de dólares (2.640,15 millones de euros), frente a las ganancias netas de 2.196 millones de dólares (1.970 millones de euros) del mismo periodo de 2018.

INCERTIDUMBRE DEL 737 MAX

De abril a junio, la compañía ingresó 15.751 millones dólares (14.134 millones de euros), un 35% menos que este trimestre del año anterior, mientras que el Ebitda negativo se situó en 3.427 millones de dólares (3.075 millones de euros).

Boeing ha especificado que las previsiones iniciales para 2019 no contaban con el impacto de la crisis del 737 MAX. Debido a la “incertidumbre” sobre el regreso del modelo a las operaciones, ha señalado que la nueva guía financiera se emitirá más adelante.

“Estamos en un momento definitorio para Boeing y debemos centrarnos en nuestros valores de seguridad, calidad e integridad en todo lo que hacemos”, ha declarado el presidente y consejero delegado de Boeing, Dennis Muilenburg, sobre los resultados, quien ha añadido que antes este “reto” todos los eslabones de la empresa “siguen trabajando para mantener el alto nivel en las entregas y buscar nuevas oportunidades” que devuelvan la fortaleza a largo plazo.

Además, el fabricante pagó 1.000 millones de dólares (856,07 millones de euros) en dividendos en el segundo trimestre, un 20% más por acción en comparación con el mismo período del año anterior.

LOS INGRESOS BAJAN UN 66% EN AVIONES COMERCIALES

Boeing registró unas ingresos en el segmento de aviones comerciales un 38% menores durante la primera mitad del año, hasta los 16.544 millones de dólares (14.839 millones de euros), mientras que el número de entregas se redujo un 37%, hasta 239.

Durante el segundo trimestre la facturación por aviones comerciales disminuyó un 66% hasta los 4.722 millones de dólares (4.235 millones de euros).

De abril a junio, registró entregas de 90 aviones (-54%) y recibió encargos para dos 777 para DHL y seis 767 para FedEx, aunque destaca como “relevante” la carta de intención firmada con IAG para la adquisición de 200 aviones del modelo 737 MAX.

UN 61% MÁS EN DEFENSA Y ESPACIO

Los ingresos obtenidos por la rama de defensa, espacio y seguridad de Boeing fueron de 13.223 millones de dólares (11.861 millones de euros) durante los primeros seis meses del año, un 5% más que en el mismo periodo de 2018, mientras que entre abril y junio alcanzaron los 6.612 millones de dólares (5.930 millones de euros), un 8% más.

Los beneficios de esta rama en el primer semestre del año crecieron un 61%, hasta los 1.822 millones de dólares (1.634 millones de euros), con un incremento del 7% también en la rama de servicios globales. De abril a junio los beneficios de esta parte del negocio subieron un 159%, hasta los 975 millones de dólares (874 millones de euros).

Por otro lado, los servicios globales de Boeing aumentaron sus ingresos en un 14% durante el semestre, hasta los 9.162 millones de dólares (8.218 millones de euros).

Comentarios de Facebook