La mascarilla te acompaña a todas partes, o debería por tu bien, pero es innegable que resultan molestas, especialmente cuando se llevan durante muchas horas. Las molestias más frecuentes son la sensación de falta de oxígeno, las marcas en la cara y los problemas de la piel, los problemas bucales, y también el dolor o las rozaduras de las orejas por las gomas de sujeción.

Pero ya sabes que no llevarla no es una opción, ya que los problemas derivados de no ponértela podrían ser mucho peores. Eso no quiere decir que no haya trucos y accesorios para que su uso sea algo más llevadero…

Accesorios para tu mascarilla que amarás

Extensores salvaorejas

salvaorejas para mascarilla

Estos extensores son también muy prácticos. Se comenzaron a fabricar por makers usando impresoras 3D para proveer a los sanitarios al principio de la pandemia, pero que ahora se han extendido por las tiendas.

Con ellos puedes conseguir enganchar las gomas de sujeción de tu mascarilla para que no se apoye sobre las orejas. Con ellos puedes hacer que la presión se ejerza sobre la zona trasera de la cabeza, en la nuca.

De esa forma, tus pobres orejas dejarán de sufrir rozaduras y dolor que genera el uso de la mascarilla cuando llevas horas con ella. Si tienes ese problema no sufras más, hay una solución muy barata…

Además, el diseño es estándar, disponibles en varios colores para combinar, y con varios niveles de enganche para adaptarse a tu perímetro.