Abanca
Foto: Abanca.

Abanca pretende reducir un 10 % el consumo energético de la entidad, en una primera fase, gracias al proyecto ‘Ithium’ basado en la tecnología blockchain.

Esta iniciativa, desarrollada en colaboración con las empresas tecnológicas GodEnigma y Ecomt, está incluida dentro del proyecto Innova que cuenta con un presupuesto inicial de 10 millones de euros. Trabaja en él un equipo propio de cinco personas.

La primera fase ha comenzado en una oficina de ABANCA en A Coruña (Plaza de Lugo). Durará unos tres o cuatro meses y a continuación la entidad comenzará a extender el producto al resto de oficinas con especial interés en los edificios de mayor consumo energético.

Se ha instalado en este centro un nodo de blockchain que graba los datos de consumo energético y emisiones de CO2 en un sistema de base de datos distribuida mediante cadena de bloques, de forma segura, inmutable, certificable y sin intermediarios. Los ahorros energéticos que se registran en este libro contable se convierten en un valor virtual o ‘token’, que permiten a Abanca asignarles un valor económico.

ibex

La Bolsa española prueba con éxito la tecnología blockchain

El proyecto Fast Track Listing (FTL), promovido por entidades y reguladores financieros y basado en tecnología blockchain, ha demostrado que es posible reducir más...

Los objetivos que busca la entidad gallega con este proyecto son tanto para cliente como para la entidad. “Es una gestión eficiente y sostenible de la red de sucursales desde el punto de vista de la demanda de energía y sostenibilidad mediante tokens (Ithius), para intercambio por otros valores que premien la eficiencia y la sostenibilidad”, han explicado a MERCA2 desde el banco.

El director de Innovación de ABANCA, Eduardo Aldao, afirmó durante su reciente presentación que “con este nuevo proyecto de innovación, damos un paso muy importante en nuestro objetivo de ser líderes en sostenibilidad y en la implantación real del mecanismo blockchain en diferentes áreas del negocio financiero, aprovechando todas las posibilidades que ofrece el intercambio de activos digitales de forma segura, certificable y sin intermediarios”.

Al mismo tiempo y como proyecto de innovación también permite a la entidad:

1.- Experimentar con la “tokenización” de activos energéticos, pilotando tecnologías emergentes y de futuro como el blockchain.

2.- Explorar nuevos modelos de negocio y de financiación en la economía verde y sostenible que permitirá a Abanca apoyar a los productores de sistemas de generación de energía renovable y empresas de servicios energéticos que impulsan la eficiencia energética y la transición hacia un nuevo modelo energético.

3.- Plantear nuevos productos y modelos de contratación de servicios de O&M de infraestructuras que eliminen la fricción entre los agentes y optimicen su desempeño.

4.-Posibilitar las transacciones financieras y monetarias entre máquinas.

Para implantar esta iniciativa tecnológica ha sido necesario conectar la oficina de Abanca en A Coruña a un sistema experto de control de instalaciones, que está gestionado desde un centro tecnológico con procesado de la información mediante inteligencia artificial. Además, han desarrollado e integrado diferentes tecnologías de ‘hardware’ y ‘software’ específicos para monitorizar el nodo de blockchain en la sucursal y comprobar que las transacciones se escriben correctamente en la red encriptada de la cadena de bloques.