5g

Falta poco para que el 5G se convierta en una realidad. Esta tecnología de conectividad móvil será la siguiente tras el 4G; pero traerá más velocidad, menor latencia y un mayor ancho de banda para conseguir que más personas y cosas puedan conectarse a la vez en el mismo espacio y al mismo tiempo. Pero esto apenas es la superficie de lo que realmente supondrá el 5G.

Ahora mismo aún es difícil imaginar cómo será el impacto del 5G, tanto en la ciudadanía como en las empresas, pero muchas cosas se empiezan a atisbar. Uno de los ejemplos más notorios tiene que ver con el coche conectado. De hecho, en el sector bromean diciendo que serán móviles con ruedas, puesto que el vehículo servirá para ver películas, trabajar… y todo ello gracias a las mejoras de conectividad.

Además, todo esto es aplicable a otros sectores. Por ejemplo, la sanidad también se beneficiará de forma directa con una mejora en la conexión móvil. Revisiones virtuales, operaciones a distancia… por eso, cuestiones como la latencia serán clave, puesto que la respuesta entre dispositivos conectados es fundamental. Lo mismo pasará con las ciudades inteligentes, la industria y un largo etcétera de sectores productivos que se frotan las manos con la llegada del 5G.

También es cierto que entender cómo serán todos estos cambios no será sencillo. En este contexto servirá de mucha ayuda el último cuaderno tecnológico desarrollado por la consultora Evoca Imagen: ‘El impacto del 5G’, un documento realizado por Julio Cerezo y Pepe Cerezo, con la colaboración de Eugenio Fontán (Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación), Marimar Jiménez (Cinco Días), Ignacio del Castillo (Expansión) y la colaboración de Cellnex.

5G, UN MUNDO DESCONOCIDO

En la presentación pública del informe, una de las principales claves tiene que ver con las convergencias tecnológicas que traerá el 5G. Las capacidades de conexión serán tan grandes que transformarán nuestra relación con el móvil, los coches, los electrodomésticos, el transporte… con todo.

Del mismo modo, los modelos de negocio se transformarán por completo. Surgirán nuevas oportunidades, otras tendrán que cambiar y, también hay que decirlo, habrá empresas que deberán replantearse su actividad, porque su mercado habrá dejado de existir.

De igual manera, el 5G será un reto para los operadores de telefonía y las compañías de infraestructura de red, ya que el tráfico de datos crecerá de manera impensable y la gestión de todo eso no será sencilla. Básicamente, porque conducirá de manera inmediata a la multiplicación de infraestructuras. Aunque en este aspecto, uno de los ponentes en la presentación del informe da pistas sobre cómo manejar esta situación.

El gerente de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex, José Antonio Aranda, precisa que, como poco, con la llegada del 5G se necesitarán hasta 10 veces más antenas para su desarrollo. Por este motivo, advierte, “si un operador móvil va a tener que implementar tanta cantidad de nodos, y cada compañía aumenta su infraestructura, tendremos muchísimas más antenas”. ¿Solución? Implementar una única infraestructura para que tengan acceso los operadores móviles a través de un neutral host.Un modelo basado en la compartición.

CASOS REALES PARA UN FUTURO 5G

Como se ha señalado, muchas cuestiones que rodean al 5G todavía son una incógnita, pero también hay certezas. Un ejemplo de actuación tiene como protagonistas a la propia Cellnex y el estadio de fútbol Wanda Metropolitano. Aranda explica que antes, cuando había mucha aglomeración de gente en un mismo lugar, en este caso un encuentro de fútbol, casi era difícil hasta enviar un mensaje por WhatsApp.

Pero ahora, gracias a los sistemas distribuidos de antenas (DAS) de Cellnex, consiguen exprimir al máximo el ancho de banda y eso, con la llegada del 5G, será mucho más efectivo en términos de conectividad. Por ejemplo, en el caso móvil, se podrá pasar de velocidades de 300 Mb/s a 1 Gb/s.

El despliegue de esta infraestructura en el Wanda ha mejorado la experiencia de los usuarios y garantiza la cobertura en todo momento en zonas de alta demanda de conectividad porla aglomeración de un gran número de usuariossimultáneos.

De este modo, y siendo una solución pionera en España, se puede comprobar cómo serán estos nuevos casos de uso con una red queda servicio a los 68.000 espectadores que alberga el nuevo estadio rojiblanco. Se trata de una red única y exclusiva dotada con 250 antenas, que cuenta conunidadesremotas,red de fibra y equipos ubicados en la sala técnica.

El proyecto del estadio Wanda Metropolitano es una solución flexible y neutra, para los operadores de voz y datos. Mediante una única red compartida de antenas y equipos, Cellnex ofrece cobertura 2G, 3G y 4G -y en el futuro 5G- a todos los operadores que deseen ofrecer este servicio de banda ancha real y móvil a sus clientes.