miércoles, 24 julio 2024

Sumar marca su agenda fiscal con un aumento impositivo a los pisos turísticos como condición para el 2025

El grupo político Sumar ha presentado un paquete de medidas fiscales que pretenden incrementar la presión tributaria sobre los establecimientos turísticos y los alquileres con fines vacacionales, con el objetivo de desincentivar este tipo de actividad y favorecer el mercado de vivienda permanente. Estas propuestas se enmarcan dentro de las negociaciones presupuestarias para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año 2025, donde Sumar exigirá al PSOE la implementación de este paquete fiscal.

Según los portavoces económico y de turismo de Sumar, Carlos Martín y Alberto Ibáñez, respectivamente, las políticas de protección social y apoyo a las rentas familiares se ven «devoradas» por el alza de los precios de los alquileres, por lo que es necesario ir más allá de las medidas anunciadas por el Ministerio de Vivienda para regular los pisos turísticos. En este sentido, Sumar propone un conjunto de modificaciones en diversos impuestos, con el fin de que haya una mayor carga fiscal sobre los alquileres turísticos y se reduzcan los precios en el mercado de la vivienda.

Incremento del IVA para Alquileres Turísticos

La principal propuesta de Sumar es la modificación del IVA aplicable a los alquileres de viviendas con fines turísticos. Según explica Carlos Martín, estos establecimientos estarán sujetos a un tipo impositivo del 21%, superior al que pagan los hoteles, ya que estos últimos generan externalidades positivas como la creación de empleo y están regulados en términos sanitarios y de seguridad.

No obstante, Sumar plantea una excepción a este IVA del 21%, estableciendo un tipo del 10% cuando el propietario viva habitualmente en el piso pero lo alquile de manera puntual. De esta forma, se busca diferenciar y gravar de manera menos severa aquellos casos en los que el alquiler turístico no es la actividad principal del propietario.

Limitación de Deducciones en el IRPF y el Impuesto de Sociedades

Además del aumento del IVA, Sumar propone reformas en la Ley del IRPF y en el Impuesto de Sociedades para restringir las deducciones fiscales relacionadas con los alquileres turísticos. En concreto, plantean que en las zonas tensionadas no sean deducibles los gastos financieros de amortización y de mejora de la vivienda en el cálculo de los rendimientos de estos impuestos. Asimismo, buscan elevar la imputación de rentas inmobiliarias al 20% en los períodos de no ocupación.

En el caso del Impuesto de Sociedades, Sumar quiere eliminar la posibilidad de deducirse estos mismos gastos en aquellas ciudades de más de 200.000 habitantes con una tasa superior a 10 turistas por habitante.

Medidas Adicionales para las Socimis

Por último, el paquete de Sumar también incluye propuestas específicas para las sociedades cotizadas anónimas de inversión en el mercado inmobiliario (socimis). En concreto, plantean introducir un gravamen especial del 25% sobre los beneficios obtenidos por estas sociedades si han realizado en algún momento actividades de arrendamiento de vivienda con fines turísticos.

Al igual que en el IRPF y el Impuesto de Sociedades, Sumar quiere que las socimis tampoco puedan deducirse los costes derivados de la vivienda turística, y además insta a estudiar otras medidas normativas para desincentivar el uso de este instrumento para el arrendamiento de viviendas con fines vacacionales.

En resumen, el paquete fiscal propuesto por Sumar busca gravar de manera más severa los alquileres turísticos, tanto a nivel individual como empresarial, con el fin de desincentiva esta actividad y favorecer el acceso a la vivienda permanente. Estas medidas se enmarcan dentro de las negociaciones presupuestarias entre Sumar y el PSOE para los Presupuestos Generales del Estado de 2025.


- Publicidad -