viernes, 12 julio 2024

Un proyecto para prevenir las conductas suicida y autolesiva en adolescentes impulsado por el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, reconocido por la Fundación Mutua Madrileña

El proyecto “Plan de seguridad digital para la prevención de las conductas suicida y autolesiva en adolescentes (Smartcrisis-Teen)”, del Dr. Alejandro Porras Segovia, recibió ayer una de las ayudas a la Investigación en Salud

El proyecto «Plan de seguridad digital para la prevención de las conductas suicida y autolesiva en adolescentes (Smartcrisis-Teen)», liderado por el Dr. Alejandro Porras Segovia, especialista del Servicio de Psiquiatría de los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz y Rey Juan Carlos e investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD), ha sido reconocido en la XXI Convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud, que se entregaron ayer, y con las que la Fundación Mutua Madrileña contribuye al mantenimiento y desarrollo de la investigación médica en España.

El reconocimiento, que recogió el Dr. Porras Segovia, investigador principal del proyecto, en el que también colaboran los doctores Enrique Baca, jefe del Departamento de Psiquiatría de los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña (Sermas) -los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos García, Infanta Elena y General de Villalba- e investigador del IIS-FJD; Raquel Álvarez, del Rey Juan Carlos, Ana De Granda y Berta Ezquerra, ambas de la Fundación Jiménez Díaz; Laura Jiménez, del IIS-FJD; Carolina Miguélez, del Hospital Niño Jesús; y Manon Moreno, de la Universidad Villanueva; fue entregado en un acto presidido por Fátima Matute, consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua y la Fundación Mutua Madrileña; yel Dr. Rafael Matesanz, presidente del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña.

Concretamente, el estudio «SmartCrisis-Teen» es un ensayo clínico aleatorizado que evalúa la efectividad de un plan de seguridad digital para la prevención de las conductas autolesiva y suicida en adolescentes, que constituyen actualmente dos de los principales problemas de salud pública en esta población. Y es que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, en nuestro país, el número de muertes por suicidio entre los 15 y los 24 años ha aumentado un 147 por ciento desde 2010, mientras que de los 5 a los 14 años, se ha multiplicado por siete, superando en 2020 los años de vida potencialmente perdidos por este motivo a los perdidos por la Covid-19. En cuanto a las autolesiones son, asimismo, un problema de salud muy extendido entre los más jóvenes.

Apoyo digital en salud mental

Frente a este escenario, «las nuevas tecnologías están contribuyendo cada vez más al manejo de los trastornos mentales y pueden ser especialmente aptas para trabajar con adolescentes, dada la gran alfabetización digital en esta población», explica el Dr. Porras Segovia. Por ello, el plan de seguridad que se empleará en los participantes del estudio, que se llevará a cabo en el IIS-FJD e implicará a la Fundación Jiménez Díaz y el Rey Juan Carlos, proponiéndose a adolescentes de entre 13 y 17 años atendidos en dichos hospitales que hayan presentado en el mes previo algún tipo de conducta suicida o autolesiva, está contenido en una aplicación móvil y se beneficiará de las ventajas que ofrecen los teléfonos inteligentes.

Así, como explica su principal investigador, «Smartcrisis-Teen consiste en una serie de estrategias de afrontamiento personalizadas a las que el participante puede recurrir en caso de crisis suicida/autolesiva, y en cada sección del plan de seguridad se podrán añadir, además de texto, mensajes de voz, imágenes, vídeos o enlaces a páginas web».

La aplicación móvil administra, además, cuestionarios que evalúan los síntomas negativos, el sueño, los problemas interpersonales y las ideas de suicidio, entre otros ítems. Adicionalmente, el plan de seguridad cuenta con dos modos de activación: manual (cada vez que el paciente considera que lo necesita) y automático (cuando el sistema detecta puntuaciones extremas en los cuestionarios), e incluye recomendaciones precargadas para usar en caso de crisis.

Con todo ello, y partiendo de la base de que el suicidio es potencialmente prevenible, el proyecto pretende proporcionar apoyo digital en momentos de crisis suicida/autolesiva que complemente al abordaje convencional en adolescentes con riesgo, y es fácilmente aplicable al ámbito clínico en otros servicios.

En conclusión, «este proyecto es eminentemente empírico y fácilmente extensible a diversos ámbitos, y puede convertirse en una útil herramienta de gran valor social que mejore la salud mental de los adolescentes», concluye el Dr. Porras Segovia.

XXI Convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud de la Fundación Mutua Madrileña

La Fundación Mutua Madrileña entregó ayer su XXI Convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud, dotada de 2,3 millones de euros, que servirán para poner en marcha 23 nuevos estudios clínicos que se llevarán a cabo en hospitales de toda España. Las investigaciones se desarrollarán en las áreas de los trasplantes, enfermedades raras infantiles, las lesiones graves traumatológicas, el cáncer y la salud mental infanto-juvenil.

En sus 21 convocatorias de ayudas ininterrumpidas, la Fundación Mutua Madrileña ha destinado más de 70 millones de euros a contribuir a la investigación médica de calidad que se hace en España y que ha servido para poner en marcha más de 1.400 proyectos. En esta edición, apoyará el trabajo de equipos de investigación de 18 hospitales de ocho comunidades autónomas diferentes, ayudando a desarrollar 23 proyectos en las áreas de trasplantes (inmunotolerancia, órganos bioartificiales y preservación de órganos), Traumatología y sus secuelas, enfermedades raras que se manifiestan en la infancia, Oncología centrada en inmunoterapia y salud mental, enfocada a trastornos infanto-juveniles, entre ellos, el Smartcrisis-Teen.

En el acto, se entregaron también cinco becas de cooperación internacional a profesionales sanitarios que prestarán labor asistencial como voluntarios en Uganda, Sierra Leona, Ecuador y en los campos de refugiados de Malakasa y Thiva en Grecia.


- Publicidad -