domingo, 14 julio 2024

Montero desvela el plan europeo para gravar con IVA los alojamientos turísticos

La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda de España, María Jesús Montero, ha puesto sobre la mesa un tema candente: la posibilidad de gravar con IVA las actividades de pisos turísticos en las denominadas «zonas tensionadas». Esta declaración, realizada en el marco de un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, ha reavivado el debate sobre cómo regular el impacto del turismo en el mercado inmobiliario y garantizar el acceso a la vivienda para los residentes.

La propuesta surge en un contexto donde la presión turística en ciertas áreas de España ha generado un aumento considerable en el precio de los alquileres, dificultando el acceso a la vivienda para los residentes. La medida, aún en fase inicial de discusión, se plantea como una herramienta para controlar la proliferación de pisos turísticos y fomentar el alquiler de larga duración.

Bruselas: En el Centro del Debate sobre el IVA

Montero ha aclarado que la aplicación de un IVA a los pisos turísticos, como propone Sumar con una tasa del 21%, debe ser discutida y coordinada a nivel europeo. Esto se debe a que el IVA es un impuesto armonizado en la Unión Europea, lo que significa que los Estados miembros no tienen total libertad para modificarlo.

La Comisión Europea se encuentra trabajando en una nueva directiva del IVA que podría otorgar mayor flexibilidad a los países miembros para gravar este tipo de actividades. Sin embargo, la ministra ha insistido en la necesidad de ser cautelosos y avanzar «paso a paso», considerando que la armonización fiscal dentro de la UE es un proceso complejo que requiere consenso entre los Estados miembros.

Zonas Tensionadas: El Foco de la Regulación

La vicepresidenta ha enfatizado que la problemática de los pisos turísticos se concentra principalmente en las «zonas tensionadas», es decir, aquellas áreas donde la alta demanda de alquileres vacacionales ha provocado un incremento desproporcionado de los precios, afectando directamente la capacidad de los residentes para encontrar vivienda a precios asequibles.

En este sentido, la aplicación del IVA se plantea como una de las medidas que podrían implementarse para regular el mercado en estas zonas específicas. No obstante, Montero ha señalado que existen otras iniciativas «en cartera» que también podrían contribuir a aliviar la presión en el mercado inmobiliario y facilitar el acceso a la vivienda.

La regulación del mercado de alquileres, la promoción de vivienda pública y el desarrollo de políticas que incentiven el alquiler de larga duración son algunas de las alternativas que se barajan en paralelo a la propuesta del IVA. La búsqueda de soluciones integrales que equilibren el desarrollo del sector turístico con el derecho a la vivienda se presenta como uno de los grandes desafíos para la legislatura.


- Publicidad -