martes, 23 julio 2024

La vicepresidenta de Mercadona expande su influencia: su sociedad patrimonial compra el 30% de Malasa

La empresa familiar Grupo Malasa, con sede en Cerceda (A Coruña), ha experimentado cambios significativos en su estructura accionarial. Después de 30 años de trayectoria exitosa, el cofundador Antonio Pérez Patiño ha decidido dejar la compañía, mientras que Herrecha Inversiones, sociedad patrimonial de la vicepresidenta de Mercadona, Hortensia Herrero, ha adquirido una participación minoritaria del 30%. Este movimiento estratégico busca impulsar el crecimiento y los nuevos retos de la multinacional gallega en el sector del mueble a medida.

Grupo Malasa fue fundada en 1992 por los hermanos Javier y Antonio Pérez Patiño como una pequeña ferretería en Cambre (A Coruña). A lo largo de los años, la empresa ha logrado posicionarse como un líder en la fabricación de mobiliario a medida para multinacionales del retail y la hostelería, tanto en España como en el mercado europeo. Actualmente, la sede de la compañía se encuentra en el municipio coruñés de Cerceda.

La Salida del Cofundador y el Relevo Generacional

En 2018, la empresa dio un paso significativo en su crecimiento al vender una participación minoritaria al fondo de inversión GPF. Tras seis años de «relaciones comerciales muy fructíferas», GPF ha decidido vender su paquete accionarial, coincidiendo con la salida del mayor de los hermanos fundadores, Antonio Pérez Patiño.

Antonio Pérez Patiño, quien se dedicará a nuevas actividades profesionales ajenas a la empresa, deja atrás más de tres décadas de liderazgo y crecimiento de Grupo Malasa. Su salida del accionariado se enmarca en un proceso de relevo generacional que la compañía ha estado gestionando en los últimos años.

La Entrada de Herrecha Inversiones y los Nuevos Retos

En este escenario de cambios, Herrecha Inversiones, la sociedad patrimonial de la vicepresidenta de Mercadona, Hortensia Herrero, ha adquirido una participación minoritaria del 30% en Grupo Malasa. Por su parte, Javier Pérez Patiño, el hermano más joven, mantiene la participación mayoritaria y seguirá al frente de las operaciones y las decisiones estratégicas de la empresa.

Con esta nueva configuración accionarial, Grupo Malasa busca impulsar su crecimiento y afrontar nuevos retos, contando con el respaldo y la experiencia de Herrecha Inversiones. La compañía asegura que, para sus más de 1.000 empleados en España y México, así como para sus más de 90 clientes, este relevo no supondrá cambios en la actividad ni en la trayectoria de la empresa, que continuará asentada en los sólidos cimientos construidos durante los últimos 30 años.

En conclusión, la salida del cofundador Antonio Pérez Patiño y la entrada de Herrecha Inversiones como nuevo socio estratégico marcan una nueva etapa en la historia de Grupo Malasa. Este movimiento busca fortalecer la posición de liderazgo de la compañía en el sector del mueble a medida, tanto en el mercado nacional como en el europeo, al tiempo que garantiza la continuidad y el relevo generacional dentro de la empresa familiar.


- Publicidad -