domingo, 14 julio 2024

ICEX celebra este jueves su mayor evento del año, que contará con Letta, Cuerpo y más de 1.200 empresas

La internacionalización de las empresas se ha convertido en un factor crucial para el crecimiento económico y la competitividad en el mercado global actual. En un mundo cada vez más interconectado, las compañías que logran expandir sus operaciones más allá de las fronteras nacionales no solo amplían su base de clientes, sino que también diversifican sus riesgos y aumentan su capacidad de innovación. Este proceso, sin embargo, no está exento de desafíos, especialmente en un contexto marcado por la incertidumbre geopolítica y económica.

Reconociendo la importancia de este tema, ICEX España Exportación e Inversiones ha organizado su mayor evento anual, que se celebrará mañana jueves, 11 de julio. Este foro reunirá a más de 1.200 empresas de diversos sectores, junto con expertos y profesionales tanto del sector público como privado, vinculados al comercio exterior. El objetivo principal es analizar los retos y oportunidades que enfrentan las empresas españolas en su expansión internacional, proporcionando un espacio de diálogo y aprendizaje mutuo en un entorno económico global cada vez más complejo.

El impacto de la internacionalización en la competitividad empresarial

La internacionalización de una empresa no es simplemente una estrategia de crecimiento; es una transformación profunda que afecta a todos los aspectos de su operación. Según datos proporcionados por ICEX, una compañía internacionalizada es un 35% más competitiva que aquella que limita sus operaciones al mercado doméstico. Esta ventaja competitiva se traduce en múltiples beneficios tanto para la empresa como para la economía en general.

Las empresas que operan en mercados internacionales tienden a ser más innovadoras, ya que se ven expuestas a diferentes culturas, tecnologías y prácticas empresariales. Esta exposición fomenta la adaptabilidad y la mejora continua, lo que a su vez impulsa la productividad y la eficiencia. Además, la diversificación geográfica de las ventas reduce la dependencia de un solo mercado, lo que hace a estas empresas más resistentes frente a las fluctuaciones económicas locales.

Otro aspecto destacable es el impacto positivo en el empleo. Las empresas internacionalizadas no solo generan más puestos de trabajo, sino que también ofrecen salarios más altos. Esto se debe en parte a la necesidad de contar con personal más cualificado para gestionar operaciones internacionales complejas, pero también refleja la mayor productividad y rentabilidad de estas empresas.

Resiliencia empresarial en tiempos de crisis

La capacidad de resistir y adaptarse a las crisis económicas es una característica fundamental de las empresas internacionalizadas. La consejera delegada de ICEX, Elisa Carbonell, ha destacado un dato revelador: durante la crisis financiera de 2010, solo el 5,5% de las empresas que quebraron estaban internacionalizadas. Esta estadística subraya la importancia de la diversificación geográfica como estrategia de mitigación de riesgos.

La resiliencia de las empresas internacionalizadas se explica por varios factores. En primer lugar, la presencia en múltiples mercados permite compensar las caídas en la demanda de un país con oportunidades en otros. Además, estas empresas suelen tener estructuras más flexibles y una mayor capacidad de adaptación a cambios en el entorno económico global.

La experiencia adquirida en la gestión de operaciones internacionales también contribuye a esta resiliencia. Las empresas que operan en diversos países desarrollan habilidades para manejar diferentes marcos regulatorios, fluctuaciones cambiarias y variaciones culturales, lo que las prepara mejor para enfrentar situaciones de crisis o incertidumbre.

Desafíos y oportunidades en el panorama actual

El contexto global actual presenta tanto desafíos como oportunidades para las empresas españolas que buscan internacionalizarse. La pandemia de COVID-19 ha acelerado tendencias como la digitalización y ha reconfigurado las cadenas de suministro globales, creando nuevas oportunidades para empresas ágiles y adaptables.

Sin embargo, también existen retos significativos. Las tensiones geopolíticas, las guerras comerciales y la creciente preocupación por la seguridad económica nacional han llevado a algunos países a adoptar políticas más proteccionistas. Navegar este complejo panorama requiere de una comprensión profunda de los mercados internacionales y de las dinámicas geopolíticas.

El evento organizado por ICEX busca abordar estos desafíos y oportunidades. La presencia de 20 consejeros económicos y comerciales de la Secretaría de Estado de Comercio en diversos países, incluyendo potencias económicas como China e India, ofrece a las empresas participantes una valiosa oportunidad para obtener información de primera mano sobre mercados clave.

Además, los 15 talleres programados, centrados en geopolítica y tecnología, permitirán a las empresas explorar cómo estos factores están remodelando el panorama del comercio internacional. La adaptación a las nuevas realidades tecnológicas y geopolíticas será fundamental para el éxito futuro de las empresas españolas en el escenario global.


- Publicidad -