miércoles, 24 julio 2024

El 29% de los españoles está dispuesto a invertir en vehículos eléctricos, aunque piden mas innovación

El mercado de vehículos eléctricos sigue mostrando grandes avances y acepta nuevas tendencias entre los españoles. Un reciente estudio de Hiflow revela cifras alentadoras respecto a la disposición de los ciudadanos a invertir en estos vehículos sostenibles. El 29% de los españoles estaría dispuesto a adquirir un vehículo eléctrico puro o híbrido enchufable, en una clara apuesta por mejorar su huella de carbono y promover una movilidad más ecológica.

Sin embargo, hay un porcentaje mayor, el 48%, que prefiere utilizar opciones de movilidad alternativas, como el vehículo compartido, el tren o la bicicleta. Esta preferencia muestra una tendencia a diversificar las formas de moverse sin depender exclusivamente del coche particular.

La disposición al cambio en los jóvenes

La voluntad de cambio es más notable entre los jóvenes de entre 18 y 34 años. Esta generación no solo está más concienciada con los problemas medioambientales, sino que también demanda mayor innovación al sector automovilístico, en especial para mejorar la autonomía de los vehículos eléctricos. Los jóvenes representan un segmento clave para la transición hacia una movilidad más sostenible.

Por otro lado, las preocupaciones económicas y técnicas continúan siendo decisivas a la hora de adquirir un vehículo. Aunque un 75% de los conductores prioriza el precio, otros factores relevantes incluyen el consumo de combustible y el tipo de motor, que son cruciales para el 54% y el 38% de los compradores, respectivamente.

Los vehículos eléctricos: una opción en crecimiento pero no la principal

A pesar de la creciente aceptación de los vehículos eléctricos, estos no son la primera opción para la mayoría de compradores de vehículos nuevos. Solo el 16% de los encuestados prefiere los vehículos totalmente eléctricos, mientras que un 42% se inclina por los híbridos enchufables. Además, un 20% sigue optando por vehículos de combustión interna, lo que refleja las reticencias y desafíos que aún existen en el mercado.

La educación y sensibilización: una necesidad imperiosa

Este panorama subraya la importancia de educar a los conductores sobre las ventajas de los vehículos eléctricos. «Esto pone de manifiesto la necesidad de educar a los conductores españoles sobre las ventajas de los vehículos eléctricos, que emiten mucho menos carbono por kilómetro a lo largo de su vida útil”, afirma Marta Vozmediano, Key Account Manager de Hiflow.

La reducción de emisiones de carbono es una de las principales ventajas de los vehículos eléctricos, pero muchos conductores no son plenamente conscientes de estos beneficios. La falta de conocimiento y sensibilización sobre las ventajas medioambientales y económicas podría estar impidiendo que más personas se decidan por este tipo de coches.

El papel de los fabricantes en la sostenibilidad

No se puede culpabilizar únicamente a los conductores de la transición hacia un futuro más ecológico. La industria automovilística también tiene un papel crucial en este proceso. Según el estudio, un 62% de los conductores opina que los fabricantes deben priorizar la innovación e invertir en tecnologías que favorezcan la sostenibilidad. Entre las áreas de innovación destacan los motores ecológicos, vehículos más ligeros y biocombustibles.

Además, tres de cada diez encuestados creen que reducir la producción de vehículos y optimizar el uso de las flotas existentes debería ser una prioridad. Producir menos coches no solo aliviaría la presión sobre los recursos naturales sino que también contribuiría a mitigar el impacto ambiental de la industria.

La innovación y sostenibilidad: un reto y una oportunidad

Los fabricantes de automóviles enfrentan el doble desafío de seguir siendo rentables mientras adoptan prácticas sostenibles. No obstante, la innovación y la sostenibilidad no son excluyentes; al contrario, representan una gran oportunidad para diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo y consciente del medioambiente.

Desde una pespectiva empresarial, invertir en tecnologías limpias y en vehículos más sostenibles puede abrir nuevos mercados y fidelizar a clientes comprometidos con la sostenibilidad. Las múltiples investigaciones y desarrollos en energías renovables y baterías más duraderas están sentando las bases para una revolución verde en el sector automovilístico.

La adopción de vehículos eléctricos en España está en claro crecimiento, impulsada especialmente por los jóvenes y por una mayor conciencia medioambiental. Sin embargo, persisten desafíos como el precio, la autonomía de los vehículos y la necesidad de mayor educación sobre sus beneficios.


- Publicidad -