miércoles, 24 julio 2024

Las agencias de viajes aparecen contra las cuerdas luego de que CEAV anunciara la imposibilidad de cumplir la normativa de octubre

El sector turístico español se encuentra en pie de guerra ante la inminente entrada en vigor del Real Decreto 933/2021, que regula las obligaciones de registro documental de las reservas en España. A partir del 1 de octubre, las agencias de viajes se verán obligadas a cumplir con una normativa que, según denuncian, resulta completamente inviable en la práctica.

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) ha sido contundente al afirmar que el cumplimiento de este Real Decreto es «imposible» para el sector. Las agencias, argumentan, no disponen de los medios técnicos ni humanos para hacer frente a las exigencias del nuevo marco legal. A esto se suman las «deficiencias» que, a su juicio, aún presenta la plataforma diseñada para el registro de datos, un problema que, a pesar de haber sido puesto en conocimiento del Ministerio de Interior, sigue sin solución.

La Industria Turística Exige una Moratoria y Diálogo Urgente al Gobierno

La indignación en el sector es palpable. Desde CEAV se exige al Gobierno una moratoria en la entrada en vigor del Real Decreto y la apertura de un canal de diálogo urgente con los Ministerios de Interior e Industria y Turismo. El objetivo, aseguran, es evitar una situación que podría tener «desastrosas repercusiones» para miles de pequeñas y medianas empresas del sector.

Las agencias de viajes se sienten, además, engañadas. Según denuncian, el Ministerio de Interior se comprometió en su momento a publicar una Orden Ministerial que regulara el alcance del Real Decreto, una promesa que hasta la fecha no se ha materializado. Este incumplimiento, unido a la falta de respuesta a sus demandas, ha llevado a la CEAV a estudiar acciones legales contra el Gobierno.

Principales Argumentos en Contra del Real Decreto y la Amenaza a la Protección de Datos

La patronal del sector turístico argumenta que el Real Decreto 933/2021 presenta una serie de incompatibilidades flagrantes con la realidad del sector. En primer lugar, critican la «definición extensiva» de los conceptos de hospedaje y transporte, que incluye a las agencias de viajes a pesar de que estas no prestan directamente esos servicios.

Otro de los puntos más controvertidos es la posible vulneración de la normativa de protección de datos. La CEAV advierte que la entrada en vigor del Real Decreto podría suponer un «tratamiento masivo e ilícito de datos personales», un riesgo que consideran inadmisible.

La incertidumbre generada por la inminente entrada en vigor del Real Decreto ha provocado un auténtico terremoto en el sector turístico. Organizaciones como Fetave, UNAV y Acave se han sumado a las críticas de la CEAV, alertando del riesgo de colapso que se cierne sobre las agencias de viajes. El Gobierno, por su parte, guarda silencio ante la creciente presión del sector.


- Publicidad -