miércoles, 24 julio 2024

Descenso en la compra de segundas viviendas: Fotocasa revela una caída de 2 puntos en 2024

El mercado inmobiliario español ha experimentado cambios significativos en los últimos años, especialmente en el sector de las segundas residencias. Según el informe anual ‘Perfil del demandante de segunda residencia’ elaborado por Fotocasa Research, la demanda de segundas viviendas en España ha sufrido una disminución notable en 2024, rompiendo una tendencia al alza que se había mantenido durante tres años consecutivos. Este giro en el mercado refleja no solo las fluctuaciones económicas, sino también los cambios en las preferencias y prioridades de los compradores españoles.

La caída de dos puntos porcentuales en la demanda de segundas residencias, situándose en un 10% del total de la demanda de vivienda, marca un retorno a los niveles pre-pandémicos. Este descenso desde el 12% registrado en 2023 sugiere un reajuste del mercado tras el auge impulsado por la pandemia de COVID-19, que había reavivado el interés en propiedades secundarias como refugios seguros y espacios para el teletrabajo. La directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, señala que aunque el impacto de la pandemia estimuló inicialmente este sector, ahora se observa una moderación, especialmente en el mercado de alquiler, probablemente debido a los elevados precios.

Cambios en la dinámica entre compra y alquiler de segundas residencias

El año 2024 ha traído consigo un cambio significativo en la proporción entre compradores y arrendatarios de segundas residencias. Los datos revelan un aumento notable en el peso de los demandantes de compra frente a los que buscan alquilar. Esta tendencia revierte la dinámica observada en años anteriores, especialmente desde 2020, cuando el alquiler dominaba claramente el mercado de segundas viviendas.

El informe de Fotocasa Research muestra que en 2024, el 59% de los demandantes de segunda residencia se inclinan por la compra, mientras que el 41% opta por el alquiler. Este cambio sustancial representa un distanciamiento de 17 puntos porcentuales entre ambas opciones, contrastando con la diferencia de solo 8 puntos registrada en 2023. La evolución de estas cifras refleja un renovado interés en la propiedad de segundas viviendas, posiblemente impulsado por factores como la búsqueda de inversiones a largo plazo o la percepción de mayor estabilidad económica.

Es importante destacar que este giro en las preferencias de los demandantes puede tener implicaciones significativas para el mercado inmobiliario español. El aumento en la demanda de compra podría estimular la construcción de nuevas propiedades en zonas turísticas y costeras, así como influir en los precios de las viviendas en estas áreas. Además, este cambio podría reflejar una mayor confianza de los consumidores en la economía española y en el valor a largo plazo de las propiedades inmobiliarias como activo de inversión.

Perfil demográfico del demandante de segunda residencia

El estudio de Fotocasa Research ofrece una visión detallada del perfil típico del demandante de segunda residencia en España para el año 2024. Este perfil presenta características interesantes que reflejan tanto continuidades como cambios en comparación con años anteriores. La comprensión de estos datos es crucial para los profesionales del sector inmobiliario y para quienes buscan entender las dinámicas del mercado de segundas viviendas en España.

En cuanto a la distribución por género, se observa una ligera predominancia masculina, con un 53% de hombres frente a un 47% de mujeres entre los demandantes. Estos porcentajes se han mantenido estables respecto al año anterior, aunque muestran una leve tendencia a distanciarse. Es notable cómo esta brecha de género se ha reducido significativamente desde 2022, cuando la proporción era de 63% hombres y 37% mujeres, lo que sugiere una creciente participación femenina en el mercado de segundas residencias.

La edad media de los demandantes ha experimentado un ligero descenso, situándose en los 42 años en 2024, un año menos que en 2023. Sin embargo, el grupo de edad más representativo lo constituyen los mayores de 55 años, que comprenden el 25% del total de demandantes. Esta distribución etaria refleja la importancia de las segundas residencias tanto para inversores experimentados como para personas que buscan propiedades para su jubilación o como legado familiar.

Características distintivas entre compradores y arrendatarios

El análisis detallado del perfil de los demandantes de segunda residencia revela diferencias significativas entre aquellos que buscan comprar y los que prefieren alquilar. Estas distinciones no solo se manifiestan en aspectos demográficos, sino también en la situación patrimonial actual de los interesados, lo que proporciona insights valiosos sobre las motivaciones y capacidades de cada grupo.

En términos de edad, se observa una brecha considerable entre compradores y arrendatarios. Los demandantes de compra presentan una media de edad de 46 años, significativamente superior a los 38 años promedio de quienes buscan alquilar. Esta diferencia de ocho años sugiere que la adquisición de una segunda residencia tiende a ser una decisión tomada en etapas más avanzadas de la vida, posiblemente cuando se dispone de mayor estabilidad financiera y se buscan inversiones a largo plazo.

Otro factor distintivo crucial es la situación de propiedad actual de los demandantes. El estudio revela que el 85% de quienes buscan comprar una segunda residencia ya son propietarios de la vivienda en la que residen habitualmente. Este porcentaje contrasta con el 63% de propietarios entre los que buscan alquilar una segunda vivienda. Esta disparidad subraya la tendencia de los propietarios existentes a expandir su cartera inmobiliaria, posiblemente motivados por la diversificación de inversiones o la búsqueda de propiedades vacacionales propias.

Es interesante notar que, aunque sigue existiendo una diferencia significativa en la propiedad entre compradores y arrendatarios de segundas residencias, esta brecha se ha reducido en comparación con el estudio de 2023. Este acercamiento podría indicar un cambio gradual en el perfil del demandante de alquiler, con un aumento en la proporción de propietarios que optan por esta modalidad para sus segundas residencias, posiblemente buscando mayor flexibilidad o evitando compromisos financieros a largo plazo en un mercado inmobiliario en constante evolución.


- Publicidad -