viernes, 12 julio 2024

Así es la nueva aplicación del reglamento de mercados cripto que lanzó el Banco de España

IG Markets

La regulación de los criptoactivos ha dado un paso significativo en la Unión Europea con la publicación por parte del Banco de España de la aplicación del reglamento de mercados de criptoactivos (MiCAR). Este marco normativo establece un régimen común para toda la UE en cuanto a la emisión, oferta y negociación de criptoactivos, así como los servicios asociados a estos. La implementación de MiCAR representa un hito importante en la búsqueda de un equilibrio entre la innovación financiera y la protección de los inversores en el emergente mercado de los activos digitales.

El Banco de España, como autoridad competente en la materia, ha detallado las implicaciones de esta nueva regulación, que entró en vigor el 30 de junio de 2023. Este paso adelante en la normativa europea busca proporcionar mayor seguridad y transparencia en un sector que ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años, pero que también ha sido objeto de preocupación por parte de los reguladores debido a los riesgos asociados a la volatilidad y la falta de supervisión adecuada en el pasado.

Nuevas normas para fichas referenciadas a activos y de dinero electrónico

El reglamento MiCAR introduce regulaciones específicas para dos tipos de criptoactivos: las fichas referenciadas a activos (ART) y las fichas de dinero electrónico (EMT). Desde el 30 de junio, la oferta o solicitud de admisión a negociación de estos activos en la UE está restringida a los emisores autorizados o a personas que cuenten con su consentimiento expreso. Esta medida busca controlar la proliferación descontrolada de estos activos y asegurar que cumplan con los estándares establecidos.

En el caso de las ART, el Banco de España ha establecido que solo podrán ser emitidas por personas jurídicas que cuenten con la debida autorización de la entidad o por entidades de crédito que hayan obtenido la aprobación previa del libro blanco correspondiente. Esta disposición busca garantizar que los emisores cumplan con requisitos de solvencia y transparencia, protegiendo así a los inversores y manteniendo la estabilidad del sistema financiero.

Para las entidades que ya emitían ART antes del 30 de junio, se ha establecido un período transitorio. Estas empresas pueden continuar con sus operaciones siempre y cuando soliciten la autorización o la aprobación del libro blanco antes del 30 de julio. Esta medida permite una adaptación gradual al nuevo marco regulatorio, evitando disrupciones abruptas en el mercado mientras se asegura el cumplimiento de las nuevas normas.

Emisión de fichas de dinero electrónico y supervisión del mercado

En cuanto a las EMT, el reglamento establece que solo pueden ser emitidas por entidades de crédito o entidades de dinero electrónico debidamente autorizadas. Estas entidades deben publicar un libro blanco que debe ser notificado previamente al Banco de España. A diferencia de las ART, para las EMT no se contempla un período transitorio, lo que implica una implementación inmediata de las nuevas normas para este tipo de activos.

La supervisión del cumplimiento de MiCAR recae principalmente en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, el Banco de España asume funciones específicas de supervisión, inspección y sanción en relación con las obligaciones previstas para los emisores de EMT y ART. Esta división de responsabilidades busca aprovechar la experiencia y competencias de ambas instituciones para garantizar una supervisión efectiva del mercado de criptoactivos.

El Banco de España cuenta con un amplio abanico de medidas para hacer cumplir la normativa. Entre ellas se incluye la capacidad de prohibir la oferta pública o la admisión a negociación de ART o EMT, requerir la cesación o suspensión de comunicaciones publicitarias, hacer público el incumplimiento de obligaciones por parte de oferentes o emisores, e incluso prohibir o suspender la negociación de estos activos. Estas herramientas otorgan al regulador un poder significativo para intervenir en el mercado y proteger a los inversores.

Implicaciones para inversores y el futuro del mercado de criptoactivos

La implementación de MiCAR tiene implicaciones importantes para los inversores en criptoactivos. El Banco de España ha emitido una recomendación clara a todas las personas que pretendan adquirir estos activos: deben verificar previamente si las entidades con las que tratan están debidamente autorizadas. Esta recomendación subraya la importancia de la diligencia debida por parte de los inversores en un mercado que, a pesar de la nueva regulación, sigue presentando riesgos significativos.

El nuevo marco regulatorio busca crear un entorno más seguro y transparente para el mercado de criptoactivos en la UE. Al establecer estándares comunes y requisitos de autorización, se espera que aumente la confianza de los inversores y se facilite el desarrollo de un mercado más maduro y estable. Sin embargo, también plantea desafíos para las empresas del sector, que deberán adaptar sus modelos de negocio y procesos para cumplir con las nuevas exigencias regulatorias.

La aplicación de MiCAR representa un punto de inflexión en la regulación de los criptoactivos en Europa. A medida que se implementen estas normas, es probable que veamos una evolución en el panorama del mercado, con una posible consolidación de actores que puedan cumplir con los requisitos regulatorios y una mayor integración de los criptoactivos en el sistema financiero tradicional. El éxito de esta regulación dependerá en gran medida de cómo las autoridades competentes, como el Banco de España y la CNMV, apliquen y hagan cumplir estas nuevas normas en la práctica.

Ivan Zirulnik
Ivan Zirulnik
Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Maza. Experiencia en prensa gráfica y sitios web. Apasionado por el fútbol. Actualmente formo parte de Merca2.es

- Publicidad -