domingo, 14 julio 2024

El Gobierno evalúa incorporar el permiso de conducir B1 para permitir a los menores de 16 años a conducir en España

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado una consulta pública previa a la modificación del Real Decreto 818/2009, que regula el Reglamento General de Conductores en España. El objetivo principal de esta reforma es incorporar el carnet B1 y permitir que los jóvenes desde los 16 años puedan conducir determinados vehículos.

Esta iniciativa responde a la necesidad de mejorar la capacitación y formación de los conductores, reducir la siniestralidad vial, promover la movilidad sostenible y la micromovilidad urbana, incrementar los mecanismos de conexión en zonas despobladas y garantizar el cumplimiento de los plazos administrativos ajustándolos a las necesidades reales.

NUEVA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VIAL 2030

La modificación propuesta por la DGT se enmarca en la ejecución de la «Estrategia de Seguridad Vial 2030», cuya principal meta es reducir la siniestralidad vial mediante la actualización de los requisitos de aptitudes y conocimientos para la obtención del permiso A1. De esta manera, se busca mejorar la formación durante el acceso al permiso de conducción.

Además, la incorporación del permiso B1 al catálogo actual permitirá la conducción de nuevos tipos de vehículos que ofrecerán mayores niveles de seguridad en comparación con las opciones actuales disponibles para los mayores de 16 años. Estos vehículos serán completamente eléctricos, lo que contribuye a la movilidad sostenible.

FOMENTO DE LA MICROMOVILIDAD URBANA Y CONECTIVIDAD EN ZONAS RURALES

La reforma también busca fomentar la micromovilidad urbana, entendida como el uso de vehículos de pequeñas dimensiones y tracción eléctrica, como los cuatriciclos pesados. Estos vehículos, de fácil manejo y limitados a 90 km/h de velocidad, se perfilan como una alternativa eficiente, sostenible y segura para desplazamientos en el ámbito urbano, especialmente en aquellos casos en los que no sea posible el uso de transporte público, motos o bicicletas.

Asimismo, la introducción de nuevas y mejores alternativas de transporte en zonas despobladas pretende fortalecer la red de comunicación y transporte en estas áreas, facilitando la movilidad de sus habitantes.

En este sentido, el consejero asesor de la consultora PONS Mobility, Ramón Ledesma, destaca que «la figura del nuevo permiso de conducir B1 permitirá sustituir progresivamente determinados tipos de vehículos privados que casan mal con la ciudad, aportando una opción más razonable y sostenible«.

La consulta pública lanzada por la DGT se mantiene abierta hasta el próximo 23 de julio, lo que permitirá recabar la opinión de ciudadanos, organizaciones y asociaciones antes de la entrada en vigor de esta reforma, que se estima ocurrirá antes de finales de 2024.


- Publicidad -