martes, 23 julio 2024

Oportunidad única: Más de 400.000 ciudadanos podrían acceder a las ayudas para comprar bicicletas eléctricas

La transición hacia una movilidad más sostenible es un reto crucial al que se enfrentan las ciudades españolas en la actualidad. En este contexto, el programa de ayudas a la compra de bicicletas eléctricas se perfila como una herramienta clave para fomentar el uso de este medio de transporte limpio y eficiente. El informe presentado por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) ofrece un análisis detallado sobre el impacto de estas iniciativas en la reducción de emisiones de dióxido de carbono, así como las oportunidades y retos que enfrenta este sector en nuestro país.

Los programas de ayudas a la compra de bicicletas eléctricas implementados en comunidades autónomas como Madrid y Galicia han demostrado ser exitosos. Solo en estas dos regiones, más de 11.600 personas se han beneficiado de estos incentivos en el último año. Esta cifra, si bien significativa, queda opacada por los resultados obtenidos en países como Francia y Suecia, donde los programas nacionales han alcanzado a 311.000 y 90.000 ciudadanos, respectivamente.

Extrapolando los datos de las comunidades autónomas mencionadas, AMBE calcula que un plan a escala nacional en España podría suponer la venta de más de 58.500 bicicletas eléctricas subvencionadas. Esto se traduciría en un ahorro de 4.089 toneladas de dióxido de carbono anuales, una contribución significativa a la mejora de la calidad del aire y la reducción de la huella de carbono de la movilidad en nuestro país.

Beneficios Económicos y Oportunidades de Empleo

Más allá de los beneficios medioambientales, el sector de la bicicleta también representa una importante fuente de empleo directo, con más de 24.000 personas trabajando en España. La implementación de un programa estatal de subvenciones a la adquisición de bicicletas eléctricas y ciclos de carga de pedaleo eléctrico asistido, dirigido tanto a particulares como a empresas, podría impulsar aún más el crecimiento de este sector, generando nuevas oportunidades laborales.

Según los cálculos de AMBE, la introducción de un programa estatal de ayudas a la compra de bicicletas eléctricas en España, siguiendo el modelo francés, podría alcanzar unas ventas de 450.000 unidades anuales, lo que supondría un incremento de 100.000 bicicletas eléctricas adicionales respecto a la situación actual.

Llamado a una Apuesta Más Ambiciosa

A la luz de estos datos, AMBE hace un llamado a las autoridades competentes para que impulsen una apuesta mucho más ambiciosa en favor de la movilidad sostenible a través de las bicicletas eléctricas. La experiencia de países vecinos demuestra que el potencial de crecimiento de este sector es enorme, y España debe aprovechar esta oportunidad para liderar la transición hacia un modelo de movilidad más limpio y eficiente.

La inversión en programas estatales de subvenciones, junto con medidas complementarias como la mejora de la infraestructura ciclista y la promoción del uso de la bicicleta, constituyen pasos clave para consolidar a España como un referente europeo en la adopción de soluciones de movilidad sostenible. El informe de AMBE abre una ventana de oportunidad para que las autoridades tomen cartas en el asunto y den un impulso definitivo a este sector estratégico.


- Publicidad -