viernes, 12 julio 2024

La IA Generativa aparece en el punto de mira: los expertos defienden su potencial, pero llaman a la responsabilidad en su uso

La Inteligencia Artificial (IA) y la IA Generativa están emergiendo como fuerzas transformadoras en el ámbito empresarial, prometiendo revolucionar la gestión corporativa y el manejo del talento humano. Estas tecnologías no solo están impulsando significativamente la productividad de las empresas al automatizar tareas que tradicionalmente consumían tiempo y recursos, sino que también están redefiniendo la experiencia del cliente, ofreciendo una atención más personalizada y adaptada a las necesidades individuales de cada usuario.

En un reciente encuentro titulado ‘IA Generativa: Impacto, productividad y reskilling’, celebrado en Madrid como parte de la plataforma Generación de Oportunidades de Europa Press, representantes de destacadas empresas como McKinsey & Company, Aedas Homes, GSK España, Verti (Mapfre), Mutua Madrileña, Samsung España y Telefónica Tech compartieron sus perspectivas sobre el impacto de la IA en el mundo corporativo. Los expertos coincidieron en la necesidad de un uso responsable y sostenible de estas tecnologías, reconociendo su potencial para transformar radicalmente los modelos de negocio y las operaciones empresariales.

El impacto de la IA en la productividad empresarial

La adopción de la Inteligencia Artificial en el ámbito empresarial está experimentando un crecimiento exponencial. Según un estudio reciente de McKinsey, se estima que hasta el 30% de las horas laborales actuales podrían ser automatizadas mediante IA Generativa para el año 2030. Este dato refleja el enorme potencial de esta tecnología para revolucionar la forma en que las empresas operan y gestionan sus recursos.

El incremento en la adopción de la IA es notable: en tan solo un año, el porcentaje de empresas que incorporan funciones desarrolladas con IA ha pasado del 50% al 72%. Más aún, el número de compañías que utilizan esta tecnología en más de tres funciones ha aumentado del 20% al 50%. Esta aceleración en la implementación de la IA representa una gran oportunidad para las empresas, tanto en términos de generación de nuevos ingresos como de optimización de costes.

En sectores específicos, como el farmacéutico, la IA está teniendo un impacto significativo en la producción de medicamentos y en los procesos logísticos. Jorge Pou, director de innovación y operaciones de GSK España, destaca cómo la combinación de ciencia, tecnología e IA está permitiendo acortar drásticamente los tiempos de desarrollo de moléculas innovadoras y mejorar su llegada al sistema sanitario.

La IA como potenciador de la experiencia del cliente

Más allá de la optimización de procesos internos, la IA está jugando un papel crucial en la mejora de la experiencia del cliente. Las empresas están utilizando estas tecnologías para personalizar la interacción con sus usuarios, ofreciendo servicios más adaptados a sus necesidades individuales.

En el sector asegurador, por ejemplo, la IA se está aplicando en áreas como los centros de contacto, la lectura automatizada de informes y el reconocimiento de imágenes para la valoración de siniestros. Nicolás Oriol, subdirector general de datos, analítica avanzada y robótica de Mutua Madrileña, señala que el objetivo es impactar positivamente tanto en la experiencia del cliente como en los resultados económicos de la empresa.

Verti (Mapfre) utiliza la IA Generativa y predictiva para personalizar la experiencia del cliente, desde los mensajes que se envían hasta los servicios que se ofrecen. Alejandro Martínez del Mazo, director de Advanced Analytics de la compañía, enfatiza que el fin último es que la tecnología tenga un beneficio tangible para el cliente.

Desafíos y oportunidades en la implementación de la IA

A pesar de los evidentes beneficios, la implementación de la IA en el ámbito empresarial no está exenta de desafíos. Uno de los principales retos es la necesidad de actualización constante de los empleados para mantenerse al día con los avances tecnológicos. Las empresas están abordando este desafío mediante programas de ‘reskilling’ y formación continua.

Elena Gil Lizasoain, directora de la Unidad de negocio de Inteligencia Artificial y Data de Telefónica Tech, destaca que actualmente se vive un «momento muy dulce» en el sector, no solo por la explosión de la IA, sino también por la evolución paralela de otras tecnologías como el cloud computing, el Big Data y el blockchain, que mantienen una relación simbiótica con la IA.

Otro reto importante es asegurar que la implementación de la IA sea sostenible y contribuya a cerrar las brechas digitales existentes. David Alonso, de Samsung España, subraya la necesidad de que la IA sea «abierta, colaborativa y sostenible», considerando el alto consumo energético de los centros de datos que la hacen posible.

En conclusión, la Inteligencia Artificial está transformando profundamente el panorama empresarial, ofreciendo oportunidades sin precedentes para mejorar la productividad, personalizar la experiencia del cliente y optimizar procesos. Sin embargo, su implementación exitosa requiere una cuidadosa consideración de los desafíos éticos, de formación y de sostenibilidad. Las empresas que logren navegar estos retos estarán mejor posicionadas para aprovechar el potencial transformador de la IA y liderar en la nueva era digital.


- Publicidad -