viernes, 19 julio 2024

Coches eléctricos, el futuro de la movilidad ya está aquí

Por si no lo sabías, en 2035, la Unión Europea prohibirá la venta de coches que emitan emisiones a través de sus tubos de escape. Esta legislación tiene como objetivo lograr que para ese año, todos los turismos nuevos y vehículos comerciales ligeros sean neutros en emisiones de CO₂.

Aparte de la introducción de nuevas tecnologías para futuros sistemas de propulsión, el vehículo eléctrico representa el paso lógico para cumplir con los requisitos de las autoridades europeas. Aunque pueda parecer que estos vehículos son una novedad reciente, es importante recordar que en los albores de la automoción, los modelos eléctricos fueron establecidos antes que los de gasolina.

De esta manera, el futuro inmediato de la automoción pertenece por derecho a la movilidad eléctrica. Es evidente que más allá de las campañas a favor o en contra de esta forma de propulsión, los vehículos eléctricos han llegado pisando fuerte para quedarse. La legislación europea y las considerables inversiones que los fabricantes están realizando para adaptarse a ella corroboran que no se trata simplemente de una moda pasajera.

¿Pero por qué son tan buena idea los coches eléctricos?

Hasta no hace mucho tiempo, conducir un vehículo eléctrico resultaba bastante complicado. Sin embargo en la actualidad, la situación ha dado un giro de prácticamente 180º. Y es que no es de extrañar, dadas las numerosas ventajas económicas que el coche eléctrico aporta con respecto a un vehículo convencional. Por no hablar de  las mejoras en las prestaciones por parte de los fabricantes y la expansión de la red de puntos de carga en España, dos factores decisivos que han facilitado que muchos conductores elijan vehículos eléctricos en lugar de los tradicionales diésel o gasolina. Realmente, son muchas sus ventajas. Veamos algunas de las más importantes a continuación.

Cero nivel de contaminación

La contaminación que produce un coche eléctrico se reduce a la etapa de fabricación, aunque es importante mencionar que esta huella inicial encuentra su equilibrio en el periodo de conducción posterior. Asimismo, mucho más allá de la falta de contaminación, los coches de etiqueta cero suponen grandes ventajas en ciudades como Madrid y Barcelona, que incluyen desde puntos de recarga por doquier hasta poder estacionar en plazas identificadas como área azul sin pagar una tarifa por ello.

Ausencia de ruido

Está demostrado que en zonas residenciales con mucho tráfico, la contaminación acústica puede generar problemas de salud, como por ejemplo, aumento del estrés y trastornos del sueño. 

Por otra parte, en áreas rurales, la contaminación acústica causa un impacto bastante negativo en la fauna local. El ruido constante de actividades humanas, como carreteras o maquinaria agrícola, interfiere con las rutinas y comportamientos naturales de los animales, provocando cambios en la migración, alimentación y reproducción de las especies.

Motor sencillo: menos averías, más ahorro

El coche eléctrico tiene un mecanismo menos vulnerable a posibles averías en comparación con un diseño convencional. En consecuencia, experimentará pocas incidencias a lo largo de su vida útil, acumulando a la larga un gran ahorro en reparaciones. Sin olvidar, que tiene menos piezas que el coche de combustión, es decir, menos piezas para arreglar. De ahí la necesidad de considerar su precio inicial en contexto para entender que esta inversión resulta muy favorecedora para cualquier bolsillo.

Ventajas fiscales

Las ventajas fiscales del coche eléctrico son muy atractivas. Sin ir más lejos, en algunas Comunidades Autónomas como La Rioja existen interesantes beneficios en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Así es, el Consejo de Ministros aprobó una deducción del 15% en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para aquellas personas físicas que adquieran un vehículo eléctrico, con un máximo de 20.000 euros.

Ayudas gubernamentales

No cabe duda de que la movilidad eléctrica, está directamente emparentada con un futuro más sostenible, es por este motivo que recibe reconocimientos mediante ayudas e incentivos como el Plan MOVES III. Este programa proporciona apoyo a las Comunidades Autónomas a la hora de mejorar la infraestructura mediante la instalación de puntos de carga y aumentar el interés de los potenciales compradores de vehículos eléctricos. Podrán solicitarla ayuda tanto autónomos como particulares o administraciones, pudiendo realizar la compra de manera directa o mediante contratos de leasing o renting.

En cuanto a autonomía se refiere

Ciertamente, todos estamos interesados en llegar lo más lejos posible con una sola carga. Además, la demanda de coches eléctricos con capacidades de autonomía ampliada es más fuerte que nunca, ya que las preocupaciones sobre el ahorro de combustible y los efectos medioambientales influyen cada vez más en las elecciones de los clientes. En este sentido, 2024 nos ofrece una amplia gama de vehículos eléctricos que prometen una autonomía de conducción excepcional y un futuro más limpio y sostenible gracias a los notables avances tecnológicos que se están sucediendo.

De todas formas, no hay que perder de vista que el nivel de autonomía también está condicionado por otras variables externas como la velocidad o la forma de conducir.

Como puedes apreciar, incluir la movilidad eléctrica en tu vida, es una excelente apuesta de futuro y no solo para propietarios sino para empresas como  EV Renting, una plataforma segura y confiable que cuenta con una amplia trayectoria en el sector y que incluye en su equipamiento el coche eléctrico por excelencia.


- Publicidad -