miércoles, 24 julio 2024

La advertencia del Banco de España: el paro y la débil productividad lastran el desarrollo de la economía

La economía española se enfrenta a varios desafíos estructurales que han afectado su proceso de convergencia hacia los niveles de renta y productividad de otros países europeos. La gobernadora en funciones del Banco de España, Margarita Delgado, ha destacado dos de estos retos clave: el alto desempleo estructural y la baja productividad.

Delgado ha señalado que la tasa de desempleo en España sigue duplicando la media de la Unión Europea, lo que evidencia la existencia de un paro estructural con raíces en el funcionamiento disfuncional del mercado laboral. Según la gobernadora, la elevada tasa de desempleo estructural es uno de los principales desafíos de la economía española, y existe «margen de mejora» tanto en las políticas pasivas de protección a los trabajadores como en las políticas activas de fomento de la empleabilidad.

Además, Delgado advierte que los cambios tecnológicos tendrán implicaciones importantes en el mercado de trabajo, lo que requerirá que las políticas de empleo jueguen un papel crucial para facilitar la reasignación del empleo entre sectores y ocupaciones, y la adaptación de la oferta de trabajo al nuevo contexto. En este sentido, la gobernadora considera que la legislación sobre protección al empleo y la regulación de la negociación colectiva también deben reconsiderarse ante el nuevo contexto tecnológico y demográfico.

El Reto de la Baja Productividad

El otro gran reto señalado por Delgado es la baja productividad de la economía española, que se ve afectada por diversos factores, como el marco regulatorio e institucional, la disponibilidad de capital humano y la capacidad de adaptación de las empresas al cambio tecnológico.

La gobernadora ha explicado que, a pesar del proceso de cambio tecnológico, el reducido crecimiento de la productividad en los últimos años podría deberse, al menos en parte, a una «cierta incapacidad» para adaptar la capacitación de los trabajadores y las estructuras organizativas de las empresas a dicho cambio.

La Necesidad de Abordar los Retos Estructurales

La persistencia de los altos niveles de desempleo y la baja productividad han sido los principales obstáculos para que la economía española converja hacia los niveles de renta y desarrollo de otros países europeos.

Para abordar estos retos estructurales, Delgado subraya la importancia de implementar políticas de empleo efectivas, reconsiderar la legislación laboral y fomentar la adaptación de las empresas y los trabajadores a los cambios tecnológicos y demográficos que se avecinan.


- Publicidad -