domingo, 14 julio 2024

El Gobierno procura que la Unión Europea mantenga la financiación de la transformación industrial más allá de 2026

credito y caucion

La pandemia de la Covid-19 ha puesto en evidencia la necesidad de generar una nueva autonomía estratégica a nivel europeo. En este contexto, el Gobierno español busca institucionalizar una figura similar a los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) más allá de los fondos «Next Generation», cuya fecha de finalización prevista es el 30 de junio de 2026.

El foco estará puesto en impulsar los ecosistemas industriales en España y proyectos concretos necesitados de financiación, según ha declarado el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu. Esta iniciativa forma parte de la futura ley de industria y autonomía estratégica que el Ejecutivo quiere tener lista antes de finales de año.

Transformando la Industria Más Allá de 2026

En las sesiones del Consejo de Competitividad, el Gobierno ha defendido la creación de nuevos instrumentos financieros de solidaridad para poder transformar la industria más allá de 2026. Esta medida responde a la necesidad de generar una nueva autonomía estratégica a nivel europeo, evitando procesos de deslocalización y desindustrialización a fin de reducir las dependencias de grandes centros productivos a nivel mundial y evitar posibles crisis de abastecimiento como la sufrida durante los primeros meses de la pandemia de la Covid-19 con el material médico.

El objetivo vector del proyecto es la reindustrialización del tejido económico nacional, al tiempo que se busca incrementar la productividad del sector mediante la simplificación de trámites administrativos, la aplicación de nuevas soluciones digitales o la innovación en el marco de una nueva cultura industrial.

Consolidando una Estrategia a Largo Plazo

Más allá de los fondos «Next Generation», el Gobierno está trabajando en la institucionalización de una figura similar a los Perte que permita impulsar los ecosistemas industriales en España y apoyar proyectos concretos que requieren de financiación a largo plazo. Esta estrategia busca consolidar la reindustrialización del país y generar una mayor autonomía estratégica a nivel europeo, reduciendo las dependencias de los grandes centros productivos mundiales y evitando futuras crisis de abastecimiento.

Para lograr estos objetivos, el Ejecutivo ha defendido la creación de nuevos instrumentos financieros de solidaridad en el marco de la futura ley de industria y autonomía estratégica. Asimismo, se trabajará en la simplificación de trámites administrativos, la aplicación de soluciones digitales y la innovación como pilares clave para incrementar la productividad del sector industrial y transformar la industria más allá de 2026.


- Publicidad -