domingo, 14 julio 2024

Excelente evolución del sector agroalimentario en 2023, con un crecimiento del 2,3% hasta alcanzar los 119.140 millones de euros, el 8,9% del PIB

credito y caucion

El sector agroalimentario español ha experimentado un crecimiento sólido y sostenido en los últimos años, consolidándose como una pieza clave de la economía nacional. Según el informe anual del Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo, realizado por Grupo Cajamar, este importante segmento de la economía española creció un 2,3% en 2023, alcanzando un valor añadido bruto (VAB) de 119.140 millones de euros, lo que representa el 8,9% del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Esta notable evolución del sector agroalimentario no solo se refleja en sus cifras macroeconómicas, sino también en su capacidad para generar empleo. De acuerdo con el informe, el sector aportó más de dos millones de puestos de trabajo, lo que supone el 11,3% del total de empleos en España. Estas cifras ponen de manifiesto la relevancia estratégica de este sector para la economía española, tanto en términos de producción como de creación de oportunidades laborales.

La Consolidación de España como Potencia Agroalimentaria Europea

El análisis realizado por el Grupo Cajamar revela que el sector agroalimentario español se ha consolidado como la cuarta economía agroalimentaria de la Unión Europea (UE), aportando el 12,2% del VAB comunitario del sector. Este liderazgo se sustenta en la fortaleza de ciertos subsectores clave, como la producción de cítricos, donde España ostenta una cuota de mercado del 53,6%, o la producción de aceite de oliva, con una participación del 41,7% en el mercado europeo.

Asimismo, España se posiciona como el cuarto país más exportador de productos agroalimentarios de la UE, con una cuota de mercado del 9,9%, superado solo por Países Bajos, Alemania y Francia. En 2023, el sector agroalimentario español alcanzó un nuevo máximo histórico en el valor de sus exportaciones, con un crecimiento del 3,5% respecto al año anterior, lo que se tradujo en ventas al exterior por 72.258 millones de euros.

Retos y Oportunidades para el Futuro del Sector Agroalimentario

A pesar de este sólido desempeño, el informe también señala algunos retos que el sector agroalimentario español deberá afrontar para mantener su posición de liderazgo. Entre ellos, destaca la necesidad de abordar los problemas de relevo generacional y el envejecimiento de la fuerza laboral, así como la brecha de género que aún persiste, con las mujeres representando solo el 29,6% de los trabajadores del sector.

Sin embargo, estas dificultades también ofrecen oportunidades para que el sector agroalimentario español siga evolucionando y adaptándose a los nuevos desafíos. La innovación, la modernización de los procesos productivos y la implementación de prácticas sostenibles serán claves para consolidar el crecimiento y la competitividad del sector en los próximos años.

En conclusión, el informe del Grupo Cajamar pone de manifiesto la fortaleza y la importancia estratégica del sector agroalimentario español, que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la economía nacional. Con su sólido desempeño, su liderazgo en determinados subsectores y su capacidad para generar empleo, este sector agroalimentario se perfila como un motor de desarrollo y prosperidad para España en los años venideros.


- Publicidad -