viernes, 19 julio 2024

Realia se enfrenta a la Justicia por su proyecto inmobiliario en Cádiz que no salió adelante

La promotora inmobiliaria Realia se ha visto envuelta en una disputa legal con la Administración en relación a una urbanización que la empresa esperaba desarrollar en San Roque, Cádiz. Tras múltiples intentos por levantar este proyecto, la compañía ha acudido finalmente al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para reclamar una compensación por los daños y perjuicios sufridos.

Por otro lado, la junta de accionistas de Realia celebrada recientemente también abordó el complejo escenario del valor de la acción en bolsa, un tema que ha sido objeto de críticas por parte de algunos inversores minoritarios. La compañía, controlada en un 92% por el magnate mexicano Carlos Slim, ha defendido su posición y ha destacado su capacidad de resistencia durante la crisis financiera de 2008.

La Reclamación de Realia por la Urbanización en San Roque

El presidente de Realia, Juan Rodríguez Torres, ha revelado que la empresa ha acudido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para reclamar una compensación por los daños y perjuicios sufridos a raíz de la negativa de la Administración a permitir la construcción de una urbanización en San Roque, Cádiz.

La reclamación legal se refiere tanto al silencio administrativo como a una resolución expresa negativa posterior por parte de las autoridades en relación a la solicitud presentada por Realia. La promotora esperaba desarrollar un proyecto de 2.800 viviendas en la finca de Guadalquitón, pero finalmente la zona fue protegida e incorporada al parque natural de Los Alcornocales.

Rodríguez Torres ha explicado que el proceso judicial se encuentra en trámite en la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Sevilla. La empresa ha ejercido todas las acciones pertinentes y se compromete a informar a los accionistas cuando se produzca una sentencia sobre el caso.

El Complejo Escenario del Valor Bursátil de Realia

Durante la junta de accionistas, uno de los temas más debatidos fue el valor de la acción de Realia en bolsa, un asunto que ha sido objeto de críticas por parte de algunos inversores minoritarios. El presidente de la compañía, Juan Rodríguez Torres, ha admitido que el mercado «actúa de una forma extraña» en relación al precio de las acciones.

Rodríguez Torres ha señalado que, en ocasiones, una empresa no debe valer tanto en bolsa respecto a su valor intrínseco, poniendo como ejemplo a la estadounidense Nvidia. Por el contrario, otras empresas tienen más valor real y cotizan a un precio más bajo, siendo Realia un caso destacado. Según sus cálculos, si la empresa se liquidara o se vendiera, después de pagar impuestos, tendría un valor de 1,46 euros por acción, pero el mercado no la valora en más de un euro, a veces incluso en 0,96 euros.

No obstante, el directivo ha defendido la posición de Realia, argumentando que esta infravaloración del mercado ayuda a que, cuando llegan épocas difíciles, la empresa se defienda mejor que otras. De hecho, Realia se mantuvo durante la crisis financiera de 2008, cuando muchas otras inmobiliarias desaparecieron, y desde que el magnate Carlos Slim entró en la compañía hace 9 años, la acción se ha multiplicado por 2,5 veces.

Los Acuerdos Adoptados en la Junta de Accionistas

La junta de accionistas de Realia ha aprobado todos los acuerdos del orden del día, incluyendo la distribución de un dividendo por un importe total de 41 millones de euros en torno al próximo 13 de septiembre de 2024, lo que supone 0,05 euros por acción, idéntico al que entregó el año pasado.

Asimismo, la junta ha reelegido a Juan Rodríguez Torres y a Gerardo Kuri Kaufmann como consejeros de la compañía, así como a EY como auditor de las cuentas de Realia para el ejercicio 2025.


- Publicidad -